El Gobierno andaluz ha reducido un 95% la deuda que mantenía con los ayuntamientos, hasta situarla en 9,2 millones de euros. Este dato representa la cifra más baja de la serie histórica desde 2015. Así lo ha puesto de manifiesto el consejero Juan Bravo en la Comisión de Hacienda.

Bravo ha destacado el apoyo de la Junta de Andalucía a las entidades locales, ya que en los últimos tres años se ha incrementado la PATRICA en 30 millones de euros. Lo que ha hecho que entre 2019 y 2021 vayan a llegar a las corporaciones locales 60 millones más que con anteriores administraciones, hasta alcanzar los 510 millones. Una circunstancia que contrasta, ha indicado, con la congelación de esta partida durante seis años, concretamente de 2012 a 2018.

“No sólo hemos reforzado la financiación incondicionada a lo largo de estos tres ejercicios. También hemos impulsado la colaboración y aumentado las transferencias con las corporaciones locales desde distintas consejerías. De esta forma luchar contra la pandemia del Covid-19 en 2020 y 2021 con casi 170 millones“, ha señalado.

El consejero ha propuesto a los grupos “articular un mecanismo legal” para apoyar a las corporaciones locales. De esta forma mantienen una elevada deuda por ayudas concedidas hace más de una década, aplazando esa deuda para no comprometer su situación financiera y que puedan prestar los servicios a los ciudadanos.