El Gobierno andaluz  aún no se plantea solicitar al central un confinamiento domiciliario por el momento. Si los contagios siguen expandiéndose y las hospitalizaciones, disparadas, la Junta adoptaría nuevas restricciones. Desde la hora del toque de queda actual a las 23:00 horas y del cierre de la restauración a las 22:30 horas, hacia horarios vespertinos. Los cinco días que han transcurrido desde que se aprobasen las nuevas restricciones en 449 provincias no permiten apreciar si las medidas han servido.

La Junta de Andalucía, a diferencia de otras comunidades, no ha solicitado el confinamiento de los ciudadanos en sus casas. El Gobierno central prefiere esperara al 9 de noviembre, cuando termina el actual estado de alarma.

Juanma Moreno ha asegurado que el confinamiento domiciliario  es el último recurso debido a su impacto económico. Prefiere tomar otras medidas, como prohibir la movilidad y algunas actividades económicas desde horas más tempranas. No obstante, Moreno ha admitido que se están agotando los recursos para frenar los contagios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *