El cierre de las discotecas ya es una realidad. Y no sólo discotecas, sino también salas de baile y de conciertos, bares de copas y demás establecimientos de ocio nocturno. Lo ha decretado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la reunión extraordinaria del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El ocio nocturno ha sido uno de los principales focos de contagio del coronavirus desde el inicio de la ‘nueva normalidad’. Los innumerables casos de fiestas irresponsables en locales de ocio donde no se respetaban las medidas de seguridad e higiene han protagonizado los telediarios día sí y día también, por lo que el Gobierno central ha decidido tomar cartas en el asunto.

Los establecimientos hosteleros y de restauración también tendrán que acostumbrarse a nuevas limitaciones, aunque menos restrictivas que las aplicadas al ocio nocturno. Se deberá garantizar una distancia mínima seguridad de de metro y medio entre las mesas, que podrán contar con diez personas como máximo cada una.

Además, dichos locales deberán echar el cierre a la 01:00 de la mañana como tarde. Tampoco podrán recibir nuevos clientes a partir de las 24:00 horas.

Prohibido fumar en la calle… con excepciones

Sanidad ha prohibido también fumar en la vía pública o en espacios abiertos cuando no se puedan respetar las distancias interpersonales de seguridad. Galicia fue la primera comunidad autónoma que aplicó esta medida. Canarias le siguió y otras regiones como Andalucía o Madrid estaban planteando su entrada en vigor.

Esta prohibición afecta al tabaco en cigarrillos y mediante cualquier otro dispositivo de inhalación de tabaco, así como a cachimbas o pipas de agua.

La Junta de Andalucía deberá actualizar el BOJA incluyendo las nuevas medidas de Sanidad para que entren en vigor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *