El Granada sigue sumando puntos y demostrando que esta temporada pueden hacer historia en la Liga Santander. Este domingo los de Diego Martínez han derrotado categóricamente al Osasuna en su feudo por marcador de 0-3 con un fútbol muy práctico, certero y eficaz. Dos goles de Darwin Machís y uno de Dimitri Foulquier le han dado la victoria al cuadro andaluz que con el resultado rompe una racha de 8 partidos con derrota en condición de visitante.

El equipo local llegaba con bajas importantes y su técnico Jagoba Arrasate tenía que modificar su cuadro titular con respecto al que ganó en la cancha de San Mamés la semana pasada. Diego Martínez volvía a su habitual 11 con Roberto Soldado y Carlos Fernández en el eje del ataque.

Los visitantes salieron con todo desde el inicio del encuentro, Darwin Machís dio el primer aviso apenas al minuto 2 con un disparo que salió muy desviado de la portería local. Un par de minutos después el venezolano aprovechó su gran velocidad para dejar atrás a Aridane Hernández y sacar un disparo potente que se incrustó en la escuadra de la portería de Sergio Herrera para poner en ventaja a los andaluces. Con el 0-1 el Granada empezó a cederle la pelota al cuadro rojillo, sin embargo, las oportunidades del equipo local no eran de gran peligro sobre la meta de Rui Silva.

Los dirigidos por Diego Martínez no se desesperaron y aguantaron los envites del Osasuna que quería reaccionar lo más pronto posible en el partido. Iñigo Pérez tuvo la primera para los rojillos, pero su disparo se fue por un lado de la meta de Rui Silva. Los navarros seguían intentando generar peligro en el área granadina, pero tanto Germán Sánchez como Domingos Duarte lo evitaban en todo momento.

Al minuto 26 el estadio explotó de alegría con el gol de Enric Gallego, pero el tanto sería anulado por fuera de juego del delantero catalán. El partido comenzaba a emparejarse, el Osasuna controlaba el balón y parecía que se acercaba poco a poco al empate en el marcador, pero de nueva cuenta aparecería Darwin Machís para aumentar la ventaja de los visitantes después de una gran asistencia de su compatriota Yangel Herrera, el delantero granadino sacó un potente disparo que le dobló las manos al cancerbero rojillo dejándolo sin posibilidad de reacción.

La ventaja de dos goles le dio a los visitantes una confianza enorme sobre el campo del El Sadar. El Granada tocaba la pelota y desplegaba un fútbol vistoso, práctico y eficaz, esa eficacia se traduciría en la tercera diana para los andaluces, Yangel Herrera ponía su segunda asistencia en el partido para que Dimitri Foulquier se internara al área rojilla y colocara su disparo por debajo de las piernas de Sergio Herrera, consiguiendo el tercer gol de los andaluces en apenas 41 minutos de partido.

El primer tiempo no pudo ser más perfecto para los visitantes, los andaluces firmaban su mejor primera parte en todo lo que va de la temporada. La ventaja de 3 goles le daba al Granada una tranquilidad enorme para afrontar la segunda parte.

La segunda parte empezaba con un Osasuna que trataba de reaccionar rápido para meterse en el partido, pero el cuadro navarro no encontraba mejoría y el Granada cerraba todas las vías de acceso, incluso Roberto Soldado tuvo en sus botas el cuarto gol de los blancos, pero su disparo fue muy bien atajado por Sergio Herrera, quién aguantó el gran remate del valenciano.

El Granada controlaba el partido a su gusto, los de Diego parecían jugar tranquilamente y sobrellevando el partido, los tres goles de ventaja y la superioridad de los visitantes parecían sentenciar el encuentro en favor de los andaluces.

Los rojillos no encontraban la forma de penetrar la muralla granadina, Jagoba Arrasate modificó su plantilla y mandó a la cancha a Fran Mérida y José Arnaíz en busca de recortar distancias en el marcador. Diego Martínez también movió sus piezas y le dio ingreso a Antonio Puertas que en la primera pelota que tocó casi consigue el cuarto tanto para los blancos.

Las modificaciones parecían no funcionar para los locales. El cambio del técnico gallego le daba más poderío al ataque granadino, Puertas aprovechaba las desatenciones en defensa del cuadro navarro. El almeriense volvió a tener la oportunidad de aumentar la ventaja, pero su remate se fue muy por encima de la meta de Sergio Herrera. Martínez sabía que el partido estaba sentenciado y sacó a Darwin Machís en sustitución de Fede Vico.

Con el partido encaminado los visitantes no bajaban la intensidad e iban por más. A falta de 8 minutos llegó el cuarto gol de los andaluces, pero el tanto fue anulado por una clara posición adelantada de Roberto Soldado, quien había servido a Antonio Puertas para que solo empujara la pelota al fondo de las mallas.

Los últimos minutos fueron de trámite en la cancha de El Sadar, con un Osasuna ya rendido y que no daba señales de reacción alguna y un Granada que controlaba el partido por completo aprovechando los 3 goles de ventaja.

El colegiado José María Sánchez Martínez dio el silbatazo final dictaminando una gran victoria granadina en un estadio en el que no ganaban desde el 2013. Este resultado deja al Granada en la novena posición de la clasificación general con 36 puntos y lo acerca cada vez más a la permanencia. La próxima semana los rojiblancos reciben la visita del Celta de Vigo.

Ficha técnica

Estadio: El Sadar

Árbitro: José María Sánchez Martínez

Alineaciones

CA Osasuna: Sergio Herrera, Nacho Vidal, David García, Aridane, Pervis Estupiñán, Rober Ibáñez (José Arnaíz), Oier Sanjurjo, Íñigo Pérez (Fran Mérida), Brasanac, Rubén García (Adrián López), Enric Gallego.

Entrenador: Jagoba Arrasate

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Domingos Duarte, Germán Sánchez, Carlos Neva, Dimitri Foulquier, Yangel Herrera (Yan Eteki), Maxime Gonalons, Darwin Machis (Fede Vico), Carlos Fernández (Antonio Puertas), Roberto Soldado.

Entrenador: Diego Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *