diego-martinez

El estadio de Los Cármenes bajará el telón de una excelente temporada del Granada CF de Diego Martínez, la primera de la entidad en Europa, que va a finalizar con la segunda permanencia consecutiva en Primera División. Tras el choque ante un Getafe que simplemente mira a la décimo quinta plaza como aspiración, llegará el momento de las despedidas.

Rui Silva abandonará la ciudad de la Alhambra tras cuatro temporadas y pondrá rumbo al Benito Villamarín para iniciar la pretemporada como guardameta bético. Al luso le tocará despedirse de un estadio vacío que le ha visto debutar tanto en la máxima categoría del fútbol patrio como en una competición continental, como Diego Martínez.

La continuidad del entrenador gallego en el Granada está en el aire. Recientemente, Martínez ha aseverado que aún no se ha reunido con nadie para hablar de su futuro, ni siquiera con el club rojiblanco. Todo apunta a que el técnico podría tomar una decisión antes de que el mes de junio aparezca por el almanaque. En el caso de que la propuesta granadinista no le satisfaga, el duelo ante los azulones sería el último de Diego Martínez al frente del Granada.

No será fácil olvidar la huella del vigués en sus tres cursos sentado en el banquillo de Los Cármenes. Un ascenso a Primera, el periplo europeo, la dulce derrota ante el Athletic en Copa, la gran comunión con una afición desilusionada antes de su llegada… En total, 145 encuentros (146 con el de esta tarde) entre Segunda, Primera, Copa del Rey y Europa League que han sonreído lo inimaginable al Granada.

Un Granada triunfador

Los registros no mienten. Diego Martínez, además de convertirse en el entrenador con más partidos en la élite del Granada, ha logrado un gran porcentaje de éxito. El gallego ha obtenido 69 triunfos, casi un 50% de éxito, 29 empates y 47 derrotas.

El balance de goles también es positivo. En tres temporadas, el Granada ha realizado 202 tantos y encajado 167. Sin duda, unos números a los que los aficionados nazaríes no estaban para nada acostumbrados, así como tampoco a la estabilidad en el banquillo. Diego Martínez es el único entrenador en la nonagenaria historia del Granada que ha completado tres cursos de manera consecutiva. Tres que podrían ser cuatro en 2022.

La pelota está en su tejado. Sabe que la actual principal pretensión del club pasa por oficializar la renovación de su contrato, que vence el próximo 30 de junio. Algo que debería reflejarse en las futuras negociaciones a modo de una mejora significativa del proyecto deportivo, además de en sus condiciones económicas.

Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo, dice el refrán. El Granada espera no alargarse tanto. Desea poder despejar la incógnita y centrarse en la continuación del exitoso proyecto de Diego Martínez. El telón volverá a levantarse ofreciendo una nueva función.