LaLiga ha dado a conocer este martes 17 de noviembre los límites salariales de los 42 equipos de Primera y Segunda. El del Granada CF ha experimentado una importante subida después de acabar el curso pasado como séptimo clasificado. Así, los rojiblancos cuentan con un total de 56 millones de euros para la campaña 20/21.

Se trata de una subida del 59’28% con respecto a la última temporada, la del regreso a la Liga Santander del Granada desde Segunda, cuando el límite ascendió a 35 millones de euros.

Así, el conjunto nazarí posee el undécimo límite salarial más alto de la categoría. El Getafe, Real Valladolid, Osasuna, Eibar, Alavés, Cádiz, Levante, Huesca y Elche se sitúan por debajo del Granada en cuanto a total salarial. Sin duda, se trata de numerosos rivales directos de los rojiblancos por la permanencia.

En un año donde el coronavirus ha asestado un golpe prácticamente mortal a muchos sectores de la economía española, este incremento del límite demuestra la buena gestión que los dirigentes granadinistas están realizando a cargo del club.

FC Barcelona y Real Madrid sufren la mayores rebajas

Por otro lado, no todos los clubes cuentan con una situación igual de próspera. El FC Barcelona, sumido en una crisis institucional sin precedentes que aún está lejos de solucionarse, ha visto como su límite salarial ha disminuido en 288 millones de euros.

Se trata de la mayor bajada del total que ha experimentado un equipo de Primera, de un 47% con respecto al año anterior. El club blaugrana fija su límite en 382 millones para el presente curso.

El Real Madrid, campeón de la pasada Liga, ha tenido que reducir su límite salarial en 172 millones, estableciéndolo en 468 millones. Es una bajada del 26%.

Por el contrario, los equipos que han experimentado la mayor subida del límite son los tres ascendidos de Segunda. El Elche ha aumentado su presupuesto en un 580’57%. Es el mayor incremento de toda la Liga Santander, pues ha pasado de tener en 2019 algo más de 5 millones de euros a tener 34 millones en 2020.

A su vez, el Huesca ha subido su límite de 16 millones de euros a 37 millones en el último año. El Cádiz ha pasado de 9 millones de euros a 41 millones. Sin duda, la diferencia de disputar la Liga Santander en lugar de la Liga Smartbank es gigantesca en lo económico. De ahí que cualquier descenso se viva como un auténtico drama dentro de las oficinas de los clubes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *