granada-getafe

Se acabó lo que se daba en el estadio de Los Cármenes. El Granada CF le puso el broche final a la temporada con unas tablas a nada ante el Getafe y alcanza la novena plaza. No pasó mucho en el terreno de juego, por lo que la acción se desplaza ahora hasta los despachos rojiblancos. La renovación de Diego Martínez pasa a ser el plato principal del menú nazarí.

Si ya de por sí se preveía un partido algo descafeinado entre dos conjuntos sin más aspiraciones que las de buscar la hamaca con las mejores vistas de la playa, los algo más de noventa minutos que duró la contienda así lo reflejaron. Con la permanencia en el bolsillo, el Granada salió a cumplir expediente con su habitual sinfín de bajas en la última cita liguera y sin ninguna reserva en el depósito.

A los rojiblancos se les ha hecho largo el final de la temporada debido a la tan exigente campaña, plagada de partidos de máximo nivel cada domingo y cada jueves. Con la energía al mínimo, el Granada no dio una buena imagen en general. O, al menos, para lo que ha acostumbrado en los tres últimos cursos. Sin fluidez arriba, a los de Diego Martínez solo les quedaba embotellarse atrás e intentar aprovechar la gran corpulencia de Molina por alto, uno de los máximos goleadores del club junto a Soldado este año.

El Getafe de Bordalás, mucho más cómodo en el aspecto físico, pisó el acelerador y no redujo la intensidad. Se podría decir que el Getafe fue el Getafe. Un equipo rocoso y comprometido atrás, acudiendo al choque todo lo que fuera necesario, que dispuso de buenas oportunidades en los pies y la cabeza de Ünal. El turco se topó con el larguero en la primera ocasión del partido tras un potente zapatazo desde el pico del área.

Aarón voló en vano, pero la madera fue su ángel de la guarda. Minutos más tarde, el ariete azulón conectó un gran y complicado cabezazo tras un centro lateral y obligó al meta rojiblanco a actuar con una gran estirada cuando el balón parecía marcharse fuera rozando el palo derecho. El Granada parece tener en el valenciano a un adecuado reemplazo para Rui Silva, que no pudo despedirse del feudo nazarí con minutos y que será bético el próximo 1 de julio.

Despertar rojiblanco

Los rojiblancos, tras superar una gran fase de letargo, parecieron despertar en los últimos minutos de la primera mitad. Luis Suárez tuvo en sus botas el primer chut a puerta del Granada a los 40 minutos. El colombiano se sacó un disparo duro desde la frontal, que despejó sin demasiados problemas Rubén, tras una gran jugada de Vallejo superando líneas azulonas.

Previamente, el Granada había pedido penalti de Nyom sobre Germán en una jugada a balón parado. El camerunés le propinó un codazo al de San Fernando en el despeje, pero el colegiado vio una falta inexistente del zaguero nazarí dentro del área. En la segunda parte cambiaría el guión a partir de la entrada de Machis al terreno de juego. El venezolano hizo gala de su explosividad y recursos ofensivos para poner patas arriba la zaga azulona, que había estado muy cómoda.

El Granada mejoró y aumentó la velocidad. Rozó el tanto en las diversas carreras al espacio del extremo. En una de ellas, Machis acabó recortando a Chema y conectó un lanzamiento que rozó el palo izquierdo para inquietar a Rubén. Desde entonces, no hubo mucho más. Movimientos en los banquillos para dar entrada a Soldado en el Granada y al Cucho Hernández en el Getafe, entre otros. El balón no llegaba con peligro a ningún área, sino que moría una y otra vez en el centro del campo.

También lo hizo la temporada más exitosa del Granada después de reclamar penalti Machis en un choque con Rubén. Sin embargo, fue el atacante el que llegó tarde a la disputa y pisó el pie del meta. La temporada ha llevado a los rojiblancos por toda Europa justo en el momento en el que viajar era una quimera. Uno de los hitos más singulares que se recordarán para siempre en la entidad nazarí. Diego Martínez, entrenador convertido en héroe rojiblanco, se debate ahora entre continuar en Ítaca o en partir en busca de aventuras. El Granada, como Penélope, esperará a Ulises todo lo que haga falta. Se lo ha ganado.

FICHA TÉCNICA

GRANADA CF: Aarón Escandell; Dimitri Foulquier, Germán, Jesús Vallejo (Víctor Díaz, min. 45), Pepe; Yan Eteki, Alberto Soro (Darwin Machis, min. 45), Fede Vico (Brunet, min. 89), Antonio Puertas; Luis Suárez (Adrián Marín, min. 75), Jorge Molina (Roberto Soldado, min. 69).

GETAFE CF: Rubén Yáñez; Damián Suárez (Cucho Hernández, min. 64), Djené (Cabaco, min. 87), Chema, Allan Nyom; Carles Aleñá, Maksimovic (Abdulai, min. 82), Kubo; Marc Cucurella (Miranda, min. 87), Iglesias, Ünal (Jaime Mata, min. 82).

MARCADOR: 0-0

ÁRBITRO: Medié Jiménez (comité catalán). Amonestó con amarilla a Soro, Germán, eteki     y del Getafe a Maksimovic Abdulai

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 38 de Primera División. Partido celebrado en el estadio de Los Cármenes a puerta cerrada, debido a la pandemia del COVID19.