La temporada 2019-2020 va a ser recordada en la historia del Granada CF. Tras su ascenso la campaña anterior, el equipo nazarí hizo algo que está a la altura de muy pocos equipos. Colocarse entre los diez primeros de la tabla, consiguiendo la clasificación para la Europa League. Además, una semifinal histórica de Copa del Rey que casi logra meterse en la final.

Por ello, el club ha querido tener un reconocimiento al entrenador que lo ha llevado a cabo, Diego Martínez. Todo lo logrado está reflejado en la ´Puerta de los entrenadores´ en el Nuevo Los Cármenes. Este reconocimiento se coloca junto a Joseíto, Victoriano Santos, Jeno Kalmar, Lucas Alcaraz y Fabri, entrenadores memorables del Granada CF.

Este acto ha contado con la presencia de la familia del entrenador,  su cuerpo técnico y los capitanes del equipo. Antonio Fernández Monterrubio fue quien presidió esta celebración que además tuvo un emotivo cierre en palabras de Pepe Macanás, responsable de Relaciones Institucionales.

“Hoy rendimos homenaje al mejor entrenador de la historia de nuestro club”, con estas palabras inauguraba el acto Monterrubio. “Todo lo sucedido lo recuerdan los granadinistas como algo histórico. Este entrenador consigue una agrupación del equipo y cohesión entre ellos. Valoro mucho tu trabajo, dedicación tu compromiso con este club“, decía el director general del club.

Por su parte, Diego Martínez se ha mostrado muy emocionado. “El corazón me trajo aquí. Yo tenía que estar en Granada, no sé por qué, pero tenía que estar aquí. 20 años después mira las cosas positivas que me han pasado. Los que estamos en este club sabemos todas las adversidades que hemos tenido que pasar. Dar las gracias a los aficionados por estar aquí y por vuestro cariño en momentos de dificultad. Es un tremendo honor poder representar a este equipo”, decía Diego.

El entrenador nazarí se ha querido acordar de sus jugadores para finalizar. “Los protagonistas del fútbol son, han sido y van a ser siempre los jugadores. Los que hay en esta plantilla están curtidos en mil batallas y que hoy nos han llevado a la gloria. La conexión y la complicidad entre nosotros es fundamental“, concluye Diego Martínez.