granada-napoli-angel-montoro

El Granada CF es equipo de octavos de final tras salir vivo del Diego Armando Maradona a pesar de los palos en las ruedas. Machis, Gonalons, Germán y Neva cayeron lesionados, y el resto de rojiblancos derrocharon la energía de toda una ciudad. Montoro firmó el gol que hizo inútiles los tantos locales de Zielinski y Fabián. Los nazaríes superaron al Napoli, que lo intentó hasta el final, y ya esperan rival para la siguiente eliminatoria.

No hay partido fácil cuando te llamas Granada CF. Ni siquiera con una renta a favor de dos tantos en el partido más importante de tu historia. La rojiblanca horizontal lleva impresionada la eterna lucha, prácticamente como si fuera una franja más de la camiseta. Dos palabras que hace tiempo dejaron de ser un mero eslogan para convertirse en toda una identidad.

Lo que ha logrado el Granada desde la llegada de Diego Martínez se lleva la palma. Sinceramente, en Los Cármenes tocaba recibir al Reus o al Nàstic, no al Napoli en una noche europea. El gallego ha transformado al patito feo en un bello y orgulloso cisne en un tiempo récord. La metamorfosis apenas ha ocupado dos años y medio. Y ahora el granadinismo disfruta como nunca en 40 años. Eso sí, siempre sufriendo. Eternamente luchando.

La vuelta de los dieciseisavos de final en el Diego Armando Maradona no iba a ser menos. Aún estando vacío, ese graderío desprende un aura especial. Aura de viejos años de gloria en los que el Napoli se levantó contra el poder del norte italiano por capricho del mesías de Villa Fiorito. El Granada, revelándose contra su pasado, también ha conseguido modificar su destino con la acción del mesías de las Rías Baixas.

La liberación previa a la guerra

El símil funciona. Por eso el balón pasmó a Meret, que no se inmutó ante el nuevo destino rojiblanco. Ángel Montoro cabeceó ajustado al palo largo un gran envío de Foulquier para hacer feliz a toda Granada. El valenciano, que se perderá la ida de los octavos por ver la quinta amarilla, la pidió, la movió, danzó y extasió a los suyos en el Diego Armando Maradona en otra exhibición de ingenio y liderazgo.

El tanto granadinista llegó en el mejor momento. Los napolitanos hicieron sonar sus tambores de guerra desde los primeros instantes de partido. Zielinski aprovechó una pérdida rojiblanca en el centro del campo, desafió a Duarte en la frontal y batió a Rui Silva. La remontada napolitana parecía cercana, pero ahí apareció el Granada para demostrar su hambre de Europa y su reconciliación con la historia.

El gol de Montoro chafó la fiesta napolitana e hizo brillar al Granada hasta que el palo atrancó la rueda. Primero Gonalons y después Neva abandonaron el campo de batalla antes de tiempo en la primera parte por problemas físicos. El gaditano se marchó con lágrimas en los ojos, sabedor de que la excesiva carga de partidos a estas alturas del curso es el peor enemigo posible. No fueron los únicos, pues Machis sufrió ya unas molestias en el calentamiento que lo privaron de la titularidad.

FOTO: Pepe Villoslada/Granada CF

Santo Rui

Los de Gattuso olieron la sangre y buscaron la épica a la desesperada. Insigne se topó con Rui Silva y el poste en un libre directo que hizo temblar a los visitantes, que sufrieron como nunca a lo largo del segundo tiempo. Germán también cayó lesionado para más inri. Fabián, Insigne y Mertens se pusieron manos a la obra y no pararon de fijar la vista en la meta del Granada. El Granada resistió como pudo, hiper mermado atrás. Fabián encontró puerta en el 58’ definiendo ante Rui Silva, el verdadero baluarte y salvador del Granada en el césped del Diego Armando Maradona.

El cancerbero brilló como siempre y salvó a los suyos durante toda la segunda parte. La eterna lucha triunfó en Nápoles elevada a su máxima potencia para seguir alargando el sueño del ‘EuroGranada’. Después de la victoria más amarga hace poco menos de un año, al ‘Matagigantes’ le tocó compensar con su derrota más dulce.

FICHA TÉCNICA

SSC NAPOLI: Alex Meret; Rrahmani, Maksimovic (Ghoulam, min. 45), Koulibaly; Di Lorenzo, Fabián, Bakayoko, Zielinski, Elmas (Mertens, min. 60); Politano, Insigne.

GRANADA CF: Rui Silva; Dimitri Foulquier, Germán (Yangel Herrera, min. 55), Domingos Duarte, Carlos Neva (Nehuén, min. 46) ; Yan Eteki, Max Gonalons (Víctor Díaz, min. 45), Ángel Montoro (Jesús Vallejo, min. 83); Kenedy, Antonio Puertas, Jorge Molina (Roberto Soldado, min. 83).

ÁRBITRO: Daniel Siebert (alemán). Amonestó con amarilla a los locales Maksimovic, Insigne, Bakayoko, Koulibaly y Politano. Por parte de los visitantes, a Kenedy, Montoro, Duarte, Foulquier y Yangel Herrera.

MARCADOR: 1-0 Zielinski (min. 3); 1-1 Ángel Montoro (min. 24); 2-1 Fabián Ruiz (min. 58).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League. Disputado en el estadio Diego Armando Maradona a puerta cerrada debido a la pandemia del COVID19.