La polémica con Unai Etxebarria fue la única nota negativa del final de temporada 2019-2020. El guardameta vasco del Recreativo Granada mostró una camiseta de apoyo a los presos de Alsasua durante la celebración del éxito logrado. Un pequeño borrón en un día histórico en el que se consiguió el acceso a la UEFA Europa League goleando por 4 goles a 0 al Athletic Club.

El Granada CF y Unai separaron en el día de ayer, jueves 27 de agosto, sus caminos. El club rescindió el contrato del portero, quien ya no pertenecerá a la disciplina rojiblanca. Sin embargo, no hay que buscar motivos políticos en esta decisión, sino puramente deportivos. Etxebarria no cumplió con las expectativas. Por ello se acometió el fichaje de ‘Andorinha’ para la meta del filial en el mercado invernal.

Ahora bien, la polémica no cesa. Habrá quien busque en esta decisión un castigo a la decisión de mostrar una camiseta con un mensaje político. De hecho, el club abrió expediente al futbolista días después del partido contra el equipo bilbaíno. Un expediente que, como en muchas otras ocasiones, no tenía más intención que la de esclarecer la situación y ver qué había ocurrido realmente.

El Granada CF no se ha pronunciado públicamente al respecto, lo cual no ha evitado que las redes sociales ardiesen anoche tras la rescisión del contrato. Muchos defendían al portero argumentando que se le había despedido por motivos políticos. Otros, defendían la decisión del club basada en motivos deportivos debido al bajo rendimiento deportivo de Unai. Como siempre ocurre con estos temas, la polémica está servida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *