El Granada empieza a desinflarse en la Liga Santander al sumar su cuarto partido sin victoria, sin duda es el momento más complicado para el equipo de Diego Martínez en lo que va de temporada, los nazaríes no fueron capaces de pasar del empate ante un Atlético de Madrid que tenía bajas importantes.

El partido fue marcado por la intensidad de ambos equipos, el cuadro madrileño se planteó en el estadio Nuevo los Cármenes con una propuesta ofensiva muy al estilo de Diego Simeone, el Granada salió con Montoro y Gonalons en la media cancha para tratar de contrarrestar los ataques madrileños.

Al minuto 29 Antonio Puertas tuvo en sus botines la oportunidad de abrir el marcador, sin embargo, su disparo fue muy bien atajado por el guardameta Jan Oblak, el equipo visitante trataba de acercarse a la portería rojiblanca, pero la saga local se encargó de que los ataques de Álvaro Morata no fructificaran.

La primera mitad terminaba con el empate a cero, pero con un Granada agobiado por la presión tan alta de los visitantes que llegaron más veces al arco de Rui Silva, pero no fueron capaces de abrir el marcador.

La segunda parte comenzaba con la misma tónica, con un Atlético que presionaba al Granada desde su salida intentando hacer daño por los costados con Koke y Correa, corría la hora de partido cuando el mexicano Héctor Herrera mandó un pase filtrado a Renan Lodi quién sorprendió a Rui Silva con un disparo razo que le pasó entre las piernas al meta portugués.

A partir del gol los dirigidos por Diego Martínez fueron a buscar el empate a toda costa, Carlos Fernández entraba al terreno de juego por Ramón Azeez. Al minuto 63 el técnico gallego fue expulsado por reclamar una decisión arbitral, el entrenador salió del estadio aplaudido por los más de 17,000 aficionados que se dieron cita esta noche en los Cármenes.

Los rojiblancos comenzaban a tocar la puerta de Jan Oblak, con la entrada del venezolano Darwin Machís los locales ganaron velocidad en ataque y preocupaban a la saga madrileña. Fue al minuto 67 cuando la recompensa llegó para los nazaríes marcando el gol del empate después de un tiro de esquina muy bien cobrado por Ángel Montoro y que el saguero Germán Sánchez aprovechó de gran forma para batir la meta del arquero esloveno.

El empate abrió el partido y los visitantes se fueron al frente buscando el gol que los mantuviera en los primeros puestos de la clasificación, Álvaro Morata tuvo el gol de la victoria, pero su remate se fue por encima de la portería de Rui Silva. Los últimos minutos del partido fueron muy parejos, pero la igualdad se mantuvo hasta el final.

El empate mantiene al Granada en la sexta posición con 21 puntos a la espera de que termine la jornada, la próxima semana los rojiblancos visitan Bilbao.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *