Dura derrota para el Granada, que suma su segunda caída consecutiva en suelo sevillano, los nazaríes nunca pudieron encontrarle la dinámica a un juego que el Sevilla manejó a su antojo y terminó ganándolo por 2-0. Jesús Vallejo debutó con el cuadro rojiblanco jugando 6 minutos.

El equipo nazarí visitaba el Ramón Sánchez Pizjuán en busca de regresar a la senda de la victoria en la Liga Santander, enfrente se encontraba un cuadro sevillista que quería imponer su localía a toda costa. Diego Martínez tuvo que mover su 11 titular y hacer cambios debido a la suspensión de Germán Sánchez, quién fue expulsado la semana pasada en el Camp Nou, Roberto Soldado sustituía a Carlos Fernández en la punta de ataque.

El partido comenzó con un equipo local volcado hacia adelante buscando la portería de Rui Silva desde el primer segundo de juego. Apenas corrían 3 minutos de partido cuando Lucas Ocampos tuvo en sus botines la primera oportunidad para los sevillistas, sin embargo su disparo se estrelló en el poste izquierdo del guardameta nazarí. A raíz de esa jugada el cuadro local empezó a coger confianza y a apoderarse del balón y de la media cancha, no pasaría mucho tiempo para que el Sevilla se pusiera por delante en el marcador, una gran jugada de Lucas Ocampos habilitó a Jesús Navas, quién sacó un excelente servicio que Luuk de Jong no iba a desaprovechar y con un gran remate de cabeza pondría el 1-0 en favor a los locales.

El equipo rojiblanco reaccionaría enseguida a través de una jugada a balón parado en la que el VAR volvería a ser protagonista anulando un penalti en favor de los granadinos que el árbitro José Hernández Hernández ya había decretado por un golpe de Diogo Carlos a Antonio Puertas, pero que al ser revisado corregiría su decisión anulando la pena máxima. El Granada quería reaccionar y se empezó a adueñar de la pelota, sin embargo, sus ataques no eran fructíferos y no inquietaban la meta de Tomáš Vaclík. Los dirigidos por Julen Lopetegui eran superiores en el partido apenas en 25 minutos, y la sensación en el Sánchez Pizjuán era de peligro cada vez que el equipo local tenía la pelota.

Corría la media hora de partido y el Granada no encontraba la forma de quitarle la pelota al Sevilla, los de Diego comenzaban a desesperarse por no encontrar cómo romper la dinámica sevillista. A los 33 minutos las cosas se complicaron para los visitantes, Sergio Reguilón tomó la pelota en el medio campo y filtró un gran servicio para que Nolito anotara el segundo gol de la noche y pusiera la ventaja de 2-0 en el marcador.

Con el gol el equipo sevillista se llenó de confianza y era dueño absoluto del partido, enfrente un Granada que estaba desconcertado en la cancha del Sánchez Pizjuán y que no encontraba variantes para tratar de hacerle daño al equipo andaluz. El primer tiempo terminó con la ventaja para el Sevilla y la sensación de ser mejores en los primeros 45 minutos de partido.

Para la segunda parte Diego Martínez modificó su esquema mandando a la cancha a Dimitri Foulquier en sustitución de Yan Eteki, buscando con ello más solidez defensiva. A los 47 minutos una mala salida de Vaclík casi le da la posibilidad al Granada de recortar distancias, pero el cabezazo de Yangel Herrera se fue por encima del larguero del portero checo. Los visitantes comenzaron a emparejar el juego, el Sevilla ya no encontraba los espacios del primer tiempo, el cuadro granadino adelantó sus lineas para tratar de empatar el marcador, pero no lograba acercarse a la portería de los blancos.

Los nazaríes trataban de cruzar la línea defensiva del Sevilla, pero los locales no lo permitían por el gran parado del cuadro sevillista que en defensa parecían sólidos. Al minuto 66 Óliver Torres sacó un disparo colocado desde fuera del área, pero su tiro fue muy bien atajado por Rui Silva que evitaba el tercer gol de los locales. El partido se volvió ríspido en el medio campo, los equipos comenzaban a neutralizarse y ninguno lograba imponer su juego, Roberto Soldado lo intentó desde una falta en los linderos del área, pero su tiro no fue preciso y llegó fácilmente a las manos de Vaclík.

A 10 minutos del final Luuk de Jong prendió un balón dentro del área granadinista, pero Rui Silva reaccionó de forma sensacional para evitar el segundo gol del holandés. El partido entraba en su recta final y el equipo sevillista parecía cómodo con la ventaja de dos goles, el Granada lo intentaba, pero sin generar un peligro real en la portería de los blancos. Los últimos minutos fueron de trámite con un Granada que no pudo acercarse en el marcador y un Sevilla que sobrellevó el partido a su antojo.

La derrota deja a los nazaríes con 27 puntos en la décimo segunda posición de la clasificación general, en cambio el Sevilla se ubica en la tercera posición a 5 puntos del liderato general. La próxima semana los rojiblancos reciben la visita del Espanyol de Barcelona en el estadio Nuevo los Cármenes.

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla

Árbitro: José Hernández Hernández

Alineaciones
Sevilla FC: Tomáš Vaclík, Jesús Navas, Sergi Gómez, Diogo Carlos, Sergio Reguilón, Franco Vázquez (Nemanja Gudelj), Fernando Reges, Óliver Torres, Lucas Ocampos (Youssef En-Nesyri), Luuk de Jong, Nolito (Jules Koundé)

Entrenador: Julen Lopetegui

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Domingos Duarte (Jesús Vallejo), José Antonio Martínez, Carlos Neva, Maxime Gonalons, Yan Eteki (Dimitri Foulquier), Yangel Herrera, Antonio Puertas, Darwin Machís (Álvaro Vadillo), Roberto Soldado

Entrenador: Diego Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *