El CD Huétor Vega lleva dos temporadas siendo filial del Granada CF. Y la filialidad se quedará en eso, dos años. En la tarde de ayer, miércoles 20 de mayo, el club emitía un comunicado para hacer saber que no renovaría el acuerdo con el club rojiblanco. Hoy, su presidente, Félix Márquez, comparecía en Directo Marca Granada para explicar la decisión y los motivos que han llevado al equipo hueteño a desligarse del equipo más representativo del fútbol granadino.

El porqué de la decisión

“Oficialmente teníamos dos años de filialidad y el contrato termina el día 30 de junio. El Granada CF se había dirigido a nosotros para ver si firmábamos otra temporada más. Nosotros le hemos trasladado el sentir unánime de la Junta Directiva y, como decimos en el comunicado, también de los socios. Ha habido muy buenas relaciones y le agradecemos a David Peláez y a Fran Sánchez su trabajo, pero el descenso lo salvamos en el último minuto la temporada pasada y si este año la RFEF hubiera aplicado descensos, nos hubiesen arrastrado”, explica el máximo dirigente del CD Huétor Vega.

El Granada quería mantener el acuerdo, pero el club metropolitano no lo ha estimado oportuno: “Ellos querían darle continuidad al proyecto para tener un paso intermedio de los chavales que terminan en la etapa juvenil. Mantienen que es buena idea el acuerdo de filialidad, pero aceptan nuestra decisión”. Eso sí, que el acuerdo no se renueve no significa que la relación entre los clubes sea mala: “Nos mantenemos dispuestos a cualquier tipo de cesión y a la disponibilidad del jugador por parte del Granada en cualquier ventana de fichajes a lo largo del año. Hemos quedado en que, en función de los jugadores que tengan ellos para ceder, el Huétor Vega tendrá la prioridad”.

“Hay gente que no tiene claro lo que es un equipo dependiente (Granada B) y lo que es un equipo filial, que es lo que éramos nosotros”, argumenta Márquez para explicar más en profundidad su decisión. Y añade: “Por ser filial no teníamos opción a subvenciones de la RFEF. Hemos tenido conversaciones con Fran Sánchez y con Antonio Fdez. Monterrubio, cada uno defendiendo lo suyo, pero muy cordiales. Estamos abiertos a cualquier contrato de colaboración”.

Dos temporadas estresantes

El comunicado calificaba las dos temporadas de colaboración entre ambos clubes como “estresantes”, algo que matizaba el presidente hueteño: “Nosotros íbamos a muchos partidos solo con un portero, porque el otro era requerido por el Granada B y teníamos que llamar al juvenil sobre la marcha, que a veces tampoco podía jugar. Es solo un ejemplo. Los jugadores del Granada no tenían experiencia en Tercera, la prioridad de convocatoria era siempre del Granada B, entonces tiraban de jugadores como Butzke, Espínola, Arnau… Nos ha causado problemas, sobre todo con el portero. También pongo sobre la mesa dos contradicciones: las de Cambil y Butzke, que eran requeridos por el Recreativo Granada, pero apenas jugaban. Hubieran estado mejor con nosotros”.

Aún así, dice Márquez que no hubiese roto el contrato antes: “Tuvimos la oportunidad el año pasado y no lo hicimos. Sacamos cosas positivas, por supuesto, pero en lo deportivo y en lo económico pesa más lo negativo, por eso hemos tomado esta decisión”.

Muchas incógnitas en el futuro

Una vez tomada la decisión de desvincularse del Granada CF, es momento de mirar al futuro. Algo que, en propias palabras del presidente, van a tomarse con calma: “La competición del año que viene va a estar condicionada por la evolución de la pandemia. Por eso no nos vamos a acelerar. Hasta que los jugadores no plasman su firma en la ficha federativa, no tiene ningún valor, aunque apalabren las cosas. Desde la Junta Directiva hemos decidido darle un poco de pausa a las contrataciones, para ver de qué presupuesto disponemos, etc. La próxima temporada es incierta en ese sentido”.

Las incógnitas son muchas respecto a la temporada que viene: “El fútbol modesto vive un momento de encrucijada. Van a ser meses complicados y el año que viene va a ser una temporada de transición. La RFEF quiere hacer una reestructuración con la creación de una Segunda B PRO, con cinco grupos de 20 equipos. Y otra vez habrá grupos supernumerarios en Tercera División. La idea es que cada grupo tenga dos subgrupos, pero lo que no sabemos es cómo se va a establecer cada uno de los subgrupos ni cómo va a ser el sistema de competición”.

Sin embargo, ya hay clubes que están moviendo ficha en el marcado de contrataciones. Un ejemplo es la UD Maracena, que el pasado lunes hacía oficial el fichaje de Jaime Morente como entrenador. Precisamente, el último club que entrenó Morente fue el CD Huétor Vega: “No cabe duda de que ellos son los que han abierto la puerta a los fichajes con la contratación de Jaime Morente como entrenador. Pero nosotros tenemos el condicionante que este año tenemos elecciones, así que no hemos querido avanzar, porque faltan de cuatro a cinco meses para empezar la competición. Quiero que continúe nuestro proyecto y nos gustaría que Joseba Aguado continúe, pero no hemos confirmado nada ni con él ni con los jugadores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *