La Junta de Andalucía, a través del operativo del Plan Infoca, ha actuado desde el 1 de enero hasta la fecha, sobre 250 hectáreas de terreno forestal. Sobre las que se han llevado a cabo trabajos preventivos, consistentes en la reducción y eliminación de combustible vegetal. Evitando su continuidad horizontal y vertical, para defender los terrenos forestales de los incendios. Cuyo inicio, en la mayoría de los casos, se produce en zonas agrícolas. Urbanizadas u ocupadas por infraestructuras y desde éstas se extienden a las áreas naturales.

Los trabajos se centran fundamentalmente en la construcción, ampliación y mantenimiento de fajas auxiliares y líneas cortafuegos de defensa contra incendios. Así como la creación de nuevas áreas cortafuegos. “Constituyendo un importante apoyo para los trabajos de lucha contra el fuego”. Según declaraciones de la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, María José Martín, durante una visita realizada al Parque Natural Sierra de Baza. Donde se actúa sobre 14,50 hectáreas de faja auxiliar alrededor del Centro de Visitantes y Aula de la Naturaleza de Narváez. Como medidas preventivas y defensivas ante un posible incendio. En el día de la visita se emplean 70 trabajadores del en estas tareas.

Además de los trabajos preventivos manuales que se han visitado, el Plan
INFOCA
realiza otro tipo de trabajos preventivos que implican el manejo de la vegetación. Por un lado, la Red de Áreas Pasto-Cortafuegos (RAPCA) ocupa en la anualidad 2020 una superficie de 1.085 ha de cortafuegos y áreas cortafuegos. Implicando a 37 pastores de la provincia y un total de 11.380 cabezas de ganado. Por otra parte, se ha terminado la redacción del Proyecto de mantenimiento Mecanizado de infraestructuras lineales
(cortafuegos mecanizados) que se licitará en la próxima anualidad 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *