La situación en Granada está forzando a las autoridades sanitarias a derivar pacientes a sitios donde no deberían estar. Pero las urgencias están llenas y por tanto, pacientes con coronavirus se están trasladando al hospital de Traumatología y también al Materno Infantil.

Al parecer, varios padres se han quejado a la dirección del hospital Materno Infantil porque no ven normal que lleguen contagiados con coronavirus. Allí, justo donde hay niños con tratamientos oncológicos y otros problemas respiratorios. La preocupación es plausible debido a las circunstancias. Pero parece que el colapso es general y las medidas se van tomando en función del número de contagiados que van dándose.

Según el testimonio de varios padres, el pasado domingo por la noche llegaron una treintena de pacientes con coronavirus al Materno Infantil. Concretamente en la primera planta, donde no hay nadie ingresado, pero los sanitarios son los mismos. La queja de los padres se recoge en un testimonio de Elisabeth, una madre que contaba a los compañeros de El Ideal: «Nos estamos jugando que nuestros niños mueran. Están ingresando a contagiados en un hospital con niños oncológicos, con problemas respiratorios y otras patologías graves y, si se contagian, pueden tener un pronóstico terrible».

La petición de los padres es que al hospital se trasladen pacientes «con enfermedades que no sean contagiosas», entendiendo la situación actual causada por el COVID-19 .

Desde la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía se asegura que los pacientes están aislados del resto y que «los equipos de protección son los adecuados, igual que en el resto del hospital».

Pero el temor de los padres a que sus hijos sean contagiados es algo patente. Y puede que siga en aumento a medida que los hospitales sigan recibiendo pacientes contagiados.