La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha visitado el Tranvía de Zaragoza. Esta visita tenía el objetivo de conocer de primera mano las principales novedades tecnológicas con las que cuenta el tranvía aragonés. Ya que se pretende implementar también en el metropolitano granadino.

El tranvía de Zaragoza dispone de un sistema de control de aforos que le ha permitido adecuar el servicio a la demanda real. Una herramienta especialmente útil en los tiempos de pandemias como la que estamos viviendo, al objeto de supervisar los niveles de ocupación en andenes y unidades

Marifrán Carazo ha manifestado que la Consejería está implementando en el Metro de Granada para la mejora continua de la calidad y seguridad del servicio. «Estamos trabajando ya en la implantación de herramientas de base tecnológica. Además, tomando como referencia estas dos soluciones ya probadas en el Tranvía de Zaragoza. Pero con el alcance más innovador que el propio desarrollo tecnológico nos permita».

En concreto, se trabaja en un sistema de control de aforos del Metro de Granada que permitirá recabar datos en tiempo real del volumen de usuarios en paradas. Así como de la ocupación por cada unidad de tren y también de control de temperatura. El presupuesto estimado de esta actuación es de unos 400.000 euros.

Asimismo, se prevé la implantación de un sistema de conectividad de la línea del Metro de Granada que proporciona la conexión en tiempo real entre tren y puesto de control, con disponibilidad de datos embarcados en tiempo real. El presupuesto estimado asciende a unos 700.000 euros. Este sistema de conectividad contribuye a una mejora en la gestión de los mantenimientos, pues con la información en tiempo real que proporcionan los trenes se puede anticipar intervenciones en el material móvil de índole preventiva o correctiva.