Los vecinos de Huétor Tájar disponen desde hoy de un servicio de Punto Limpio que ha construido la Delegación de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, para la recogida de residuos no orgánicos.

Las instalaciones, que ocupan una superficie de 2.134 m2 metros cuadrados, en terrenos cedidos por el Ayuntamiento, han sido inauguradas hoy por la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Granada, María José Martín, acompañada por la directora general de calidad ambiental y cambio climático, María López, y el alcalde de la localidad, Fernando Delgado. 

En este nuevo servicio medioambiental facilitará a los vecinos del municipio la entrega de residuos urbanos, de manera que puedan ser reciclados, reutilizados o valorizados. Para la delegada territorial de Agricultura, “sin duda, los puntos limpios son una pieza clave de la recogida selectiva y de la aplicación de la normativa de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Al favorecer la recuperación de materiales, contribuyen a disminuir el depósito en vertedero como fórmula de gestión”.

El Punto Limpio es una instalación de recogida controlada y voluntaria de residuos peligrosos y no peligrosos de origen domiciliario que por sus característica requieren una gestión específica y diferenciada del resto de residuos y que complementa al servicio de residuos municipal.

FOTO: Junta de Andalucía.

Los residuos que los vecinos podrán depositar en el punto limpio de Huétor Tájar aceites y lubricantes de vehículos a motor; aceites de consumo humano usados, pilas y baterías usadas; residuos de fotografía, copiadoras e impresoras; latas de pintura, disolventes, aerosoles fluorescentes, etc.; residuos de aparatos eléctricos y electrónicos; envases de vidrio, plástico y aluminio, papel y cartón; residuos de ropa y textiles y neumáticos. También podrán depositarse chatarra magnética, maderas de palets, embalajes, muebles y otros enseres domésticos, así como restos de podas y  residuos de construcción y demolición de pequeñas obras domiciliarias.

Puntos limpios en la provincia

Con esta nueva instalación son ya 14 los puntos limpios que funcionan en la provincia, impulsados por la Junta de Andalucía, para gestionar una variedad de residuos no orgánicos desde muebles, a aceite usado, chatarra, resto de obra, pinturas y componentes electrónicos. La inversión del Gobierno andaluz en estas instalaciones medioambientales ha sido de 4,2 millones de euros en los últimos seis años en la provincia. En estos momentos, la Junta tiene en marcha otros cuatro proyectos más de Punto Limpio: dos en construcción en Churriana y Peligros y otros dos más en redacción de proyecto en Iznalloz y Colomera, según ha anunciado la delegada.

Esta infraestructura  dispone de 4 contenedores abiertos de 25 metros cúbicos de capacidad. Uno para maderas, muebles y enseres domésticos, otro para embalajes voluminosos, un tercero para metales y chatarra y, por último, el que recepcionará los restos de poda. También cuenta con otros dos abiertos de 12 metros cúbicos par escombros.

Además de estos contenedores, el Punto Limpio de Albolote cuenta con contenedores de polietileno para recogida selectiva de papel cartón, envases, textiles y otro para vidrios, además de los específicos par la recogida de residuos especiales, como aceites usados de cocina. Aceites de automoción, pilas, fotografías y radiografías, fluorescentes, envases de aerosoles, envases de pinturas y disolventes, envases de aceites de repuestos de automoción, baterías, aparatos eléctricos y electrodomésticos, pinturas y disolventes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *