Tras finalizar la primera fase del Plan Asfáltico, que pretende renovar el asfaltado deteriorado y desgastado en diversas calles de los barrios de la capital, el Realejo va a recibir las actuaciones entre el final de agosto y el mes de septiembre.

Lo ha anunciado la concejal de Mantenimiento, Eva Martín, durante la visita que ha realizado esta mañana en el entorno de Puerta Real. Esta zona del centro de Granada se sometió a la renovación del asfaltado hace unas semanas.

Junto con la calle Acera del Darro, las actuaciones que se desarrollaron en Puerta Real fueron el fresado del pavimento -limpiar y depurar el asfalto deteriorado-, el riego con imprimación asfáltica para mejorar la adherencia y la aplicación del aglomerado asfáltico en toda la calzada. Otras zonas emblemáticas de la ciudad formaron parte de la primera fase de este plan en agosto.

En los próximos días se va a iniciar la segunda fase del plan en el Realejo. Concretamente, en las calles Sor Cristina Mesa y Padre Ponce de León. Según Martín, la actuación ha sido consensuada con la asociación de vecinos del barrio. Contará con una partida presupuestaria de 100.000 euros, procedente íntegramente del área de Mantenimiento del Consistorio.

“El intento de crear alarma social del PSOE era estéril”

“Estamos satisfechos por cómo ha ido transcurriendo este Plan Asfáltico. Quiero poner en valor y agradecer el trabajo de los técnicos del área, que han estado pendientes de todos los detalles -ha afirmado la edil-. No se ha producido ninguna incidencia y los vecinos han colaborado muy bien”.

“Era muy estéril la polémica que había intentado levantar para crear alarma social el PSOE, diciendo que no estaba garantizada la movilidad de los vecinos en el Sacromonte o que no tenían transporte público. En todo momento se ha garantizado. De hecho, habilitamos un servicio de diez taxis para que los vecinos del barrio pudiesen venir a Granada cuando el servicio de autobús urbano estuviese cortado”.

Planning de la segunda fase en el Realejo

Los trabajos preparatorios se realizarán durante la última semana de agosto. Estos trabajos son el fresado de la calzada y los laterales de las calles y el regado con imprimación asfáltica.

El aglomerado asfáltico se aplicará a lo largo de la segunda quincena de septiembre. Será en fin de semana y en horario nocturno “para molestar lo menos posible a los vecinos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *