El vicesecretario de Salud del PP de Granada, Nicolás Navarro, ha defendido esta mañana la gestión del Gobierno andaluz en materia sanitaria tanto en Granada como en el conjunto de la comunidad autónoma.

Una gestión “responsable y eficiente” que está solventando las deficiencias existentes a causa de la errática y más que desafortunada gestión de los anteriores gobiernos socialistas. A renglón seguido ha mostrado su agradecimiento a todos los profesionales del ámbito sanitario que una vez más han estado “al pie del cañón” durante el verano en la provincia de Granada.  

En concreto, ha remarcado datos correspondientes al periodo estival, como las 25 mil contrataciones de profesionales, un incremento del 28% respecto a 2020, de las cuales 4.017 corresponden a Granada.

Un aumento que se refleja en el incremento del capítulo de personal de los grandes hospitales para este año 2021, creciendo más de un 18% en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves y más de un 16% en el Hospital Clínico San Cecilio. El vicesecretario ha defendido que, en este periodo estival, no solo se ha mantenido con garantías y éxito el servicio ordinario, sino que además el Gobierno andaluz ha hecho un importante esfuerzo inversor.

Se ha referido así a los más de 7 millones de euros de inversión en dos meses para proyectos destinados a la modernización y adecuación de centros sanitarios en la provincia. 

FOTO: Populares Granada

Tal y como indicó, nunca se habían hecho tantas obras en verano como se están ejecutando en este periodo estival, destacando además la importante inversión en pequeños municipios a los que el PSOE mantenía en el olvido, como es el caso de Cádiar, donde se invertirán más de 370 mil euros para la ampliación de su centro de salud. 

A ello le ha sumado otras actuaciones como la reforma en la UCI y Medicina Interna de Motril, con más de 600 mil euros, mejoras en los centros de salud de La Zubia, Zaidín o Baza, mejoras en la Unidad de Ictus del Hospital San Cecilio o, entre otras, en los servicios de UCI del Virgen de las Nieves. Asimismo, ha aseverado que a estas inversiones se sumarán otras obras que tienen inversión plurianual y que ya se han ido avanzando por parte de los responsables de los hospitales, como la ampliación del hospital de Motril, el nuevo centro de salud de la barriada de la Juventud, el nuevo centro de salud de Casería de Montijo, o los nuevos centros en los municipios de Alhendín, Albolote o Salobreña, eternas promesas que el PSOE dejó en el cajón y que con el PP verán la luz. 

Navarro ha incidido en que el gobierno de Juanma Moreno, en el momento más difícil, ha realizado la mayor inversión en materia sanitaria de la historia, destinando en 2021, el 7% del PIB al gasto sanitario.  

Por ello, ha lamentado que el Partido Socialista haya puesto la Atención Primaria en su “diana” y esté intentando utilizar la sanidad como arma arrojadiza contra el Gobierno andaluz, mientras guardaron silencio cuando miles de granadinos clamaron en las calles en contra de las decisiones en materia sanitaria de Susana Díaz, y tampoco han dicho ni media palabra ante la dejación de funciones del Gobierno de Sánchez durante la pandemia.

“Los dirigentes socialistas en la provincia deberían cuanto menos sonrojarse al hablar de sanidad puesto que su gestión al frente del gobierno autonómico se traduce en la consolidación de la precariedad laboral en el Servicio Andaluz de Salud”.

A su juicio es lamentable que el PSOE cuestione la Atención Primaria cuando se ha mantenido abiertos los 1.512 centros de salud y consultorios de la Comunidad Autónoma. Tal y como detalló, la Atención Primaria ha liderado el refuerzo de las residencias de mayores y el exitoso plan de vacunación.

En este punto ha referido que en la provincia de Granada se han administrado más de 1 millón 100 mil dosis de vacunas, con áreas sanitarias que superan el 76% de la población vacunada. 

El gobierno del cambio destinará 850 millones de euros a hospitales y centros de salud en 2021 y 2022 y 200 millones reforzarán la Atención Primaria. En cuanto a esta, Navarro ha defendido que se trabaja en la normalización de toda la actividad y sigue siendo prioritario conseguir la vacunación de la población en el menor plazo de tiempo, para limitar al máximo la transmisión del SARS-CoV-2.