El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Granada exige al alcalde socialista de la ciudad que rectifique su propuesta de eliminación de las bonificaciones fiscales sobre las tasas de terrazas y de gestión de residuos en las 24 horas que quedan hasta su aprobación mañana en pleno, ya que agravan la situación de crisis sobre comerciantes, autónomos, Pymes y hosteleros, los cuales son los principales motores económicos de la capital. En caso de no retirar esta propuesta, instan al PSOE a que al menos proceda a una supresión progresiva de estas bonificaciones, de manera que desaparezcan paulatinamente en 2 o 3 años y sean más soportables por el sector.
Así lo han manifestado esta mañana el portavoz y el coordinador del Grupo Municipal del PP, César Díaz y Luis González, tras reunirse en el día de ayer con las federaciones de Comercio y Hostelería de Granada.
César Díaz ha señalado que “ante uno de los momentos más importantes en la gestión municipal, en el que se va a ejercer una importante presión fiscal sobre los ciudadanos de Granada que conforman una parte importante de los presupuestos, la cual representa los ingresos municipales, ayer mantuvimos un encuentro con los sectores afectados, el comercio, la hotelería y turismo”, y ha añadido que “de aquí surgió hacer una comisión de trabajo que vamos a mantener periódicamente con el sector, con objeto de ir analizando la evolución de los ingresos tributarios que les afectan e ir analizando las políticas que hay que impulsar desde el Ayuntamiento respecto a este colectivo”.
Foto: PP Granada

Eliminación de las tasas

El portavoz popular incidió en que “también se planteó la necesidad de exigir una rectificación al alcalde socialista de la ciudad para que retire la eliminación de las bonificaciones sobre las tasas que gravan a este sector, porque no se puede dar la espalda al comercio y a la hostelería de Granada, que están sufriendo las consecuencias de la pandemia y la situación de postpandemia en la que estamos”.
César Díaz ha criticado que “la rebaja fiscal del 2% del IBI con carácter lineal que plantea el gobierno municipal nos parece acertada, aunque de escasa repercusión, porque es una reducción de una media de 14 euros al año en el recibo, y, además es desatinada, porque la propuesta que se plantea centra todo el esfuerzo para permitir esa rebaja del 2% en los sectores productivos de una ciudad que vive del comercio y del turismo”.

Suben los impuestos

El edil del PP ha aseverado que “estamos ante una subida de impuestos encubierta, ya que después de todo este ejercicio de trileros que realiza el PSOE, el Ayuntamiento recauda 1,4 millones de euros más, que salen del bolsillo del comercio y de la hostelería”.
En otro orden de cosas, César Díaz ha argumentado que “la política es el arte de negociar y de intentar llegar a acuerdos por el bien de la ciudad y de los sectores productivos, por eso pretendemos que el gobierno municipal socialista rectifique, en el plazo de 24 horas que
aún queda, esa propuesta de subida fiscal encubierta sobre comercio y hostelería que se plantea”.
Foto: PP Granada
Díaz ha mostrado su deseo de que “en estas 24 horas, el equipo de gobierno sea receptivo a esta propuesta que le hacemos con la máxima lealtad y la máxima voluntad de sacar adelante una propuesta responsable de ordenanzas fiscales para el próximo ejercicio”.
Por su parte, el coordinador del grupo del PP, Luis González, ha subrayado que “esta es la gran demanda que plantea el Partido Popular al equipo de gobierno socialista con su alcalde al frente”, porque “nosotros sí nos hemos reunido con la Federación de Comercio y con la de Hostelería y Turismo para saber cuáles son sus necesidades, porque siguen inmersos en una crisis económica por culpa de la falta de capacidad de gestión económica del gobierno de Pedro Sánchez”.
Según Luis González, “esto repercute en una gestión municipal local, que quiere volcar esos mismos errores en las clases productivas de Granada”, ante lo que el PP pide “diálogo, reflexión y soluciones para estos sectores”.