PP-Policia-Nacional

El Grupo Municipal Popular exige explicaciones al equipo de gobierno socialista del Ayuntamiento de Granada ante lo que parece un nuevo caso de presunto abuso de poder del jefe de la Policía Local, José Antonio Moreno, y su círculo más cercano, que ha originado la apertura de protocolo de acoso laboral.

En esta línea de supuesto mal uso de autoridad también se encuentra el oficial responsable de la Unidad Canina, a quien también se la ha iniciado el protocolo de acoso laboral, por no ser equitativo con los agentes de la unidad y por “discriminación y falta de respeto y consideración” hacia los mismos.

El portavoz del Grupo Municipal del PP, César Díaz, ha denunciado esta situación y, siempre partiendo de la presunción de inocencia, ha manifestado su asombro por este hecho, ya que “no es la primera vez que la sombra del presunto abuso de poder, el acoso y el maltrato laboral planea sobre la figura del superintendente de la Policía Local de Granada, el señor Moreno, y su gestión”.

En este sentido, César Díaz ha subrayado que “no solo él ha tenido una denuncia por presunto acoso laboral, sino también su entorno más cercano y de confianza”, hacia quienes se ha solicitado la incoación del Protocolo de actuación frente al Acoso.

Y es que este subinspector alega haber estado “sufriendo persecuciones, incluso estando de baja”, por parte de la jefatura del cuerpo en los dos periodos donde el señor Moreno ha sido el Superintendente de la Policía Local de Granada, lo que le ha causado “un grave perjuicio emocional, depresiones y tener que someterse a tratamiento para conciliar el sueño”, tal y como apunta el escrito dirigido a la comisión de Acoso Laboral del Ayuntamiento de Granada.

Díaz recuerda el caso de insultos en 2016 hacia la que fuera concejal de este Ayuntamiento y responsable del cuerpo en su día, María Francés, hecho que llevó a que el pleno municipal reprobara a José Antonio Moreno en su anterior etapa como jefe de la Policía Local.

“Lo más sangrante y triste de todo”, ha continuado César Díaz, es que aparte de este caso, “existe otro expediente de apertura de protocolo de ‘Acoso Moral/ Laboral’ y como ‘Acoso por razón de sexo’ por parte de un oficial de la unidad canina a una agente de la Policía Local”, el pasado mes de enero.

El actual responsable de la unidad canina, que también lo fue en el anterior mandato del grupo socialista, es conocido por su supuesto “peculiar modo de ejercer el mando”, según puede leerse en las solicitudes de apertura de protocolo, algo que tendrán que dictaminar las autoridades competentes.