Al referirse a la petición de amparo que llega a Europa, el defensor granadino ha recordado que “arrancó el 8 de febrero de 2021, fecha en que este defensor pidió el amparo europeo para acabar con un problema enquistado y cronificado que afecta a todos los ámbitos de la vida familiar y empresarial de los vecinos de Norte y vulnera derechos; tengamos en cuenta que hablamos de un distrito con aproximadamente 27.000 vecinos”.

Según ha explicado, el 21 de septiembre del año pasado (2021) la Comisión comunicaba a la oficina que dicha petición se declaraba admisible  y se abrió un periodo para adhesiones de particulares o instituciones. En el periodo se lograron 244 adhesiones “a pesar de la dificultad y complejidad del proceso para acceder a la plataforma, acreditarse y adherirse”.

Manuel Martín ha indicado que, transcurridos cinco meses, el 1 de febrero de 2022 la Comisión daba una primera respuesta a la petición, una respuesta en la que advertía de que “los litigios entre consumidores y proveedores de energía o entidades responsables de la instalación, el mantenimiento y la mejora de la red eléctrica no son competencia de la Comisión, sino de las autoridades nacionales”.

Comisión de Peticiones

En un comunicado de cinco páginas la Comisión de Peticiones respondía al defensor granadino que “son las autoridades nacionales quienes deben llevar a cabo la evaluación solicitada por el peticionario”. También en aquel escrito de respuesta la Comisión reconocía ser consciente de que este defensor “estaba bien situado para haber agotado todos los mecanismos de movilización”; “me animaba a seguir remitiéndome a las numerosas instituciones de política en materia de consumidores en España”; y a considerar “la posibilidad de llevar el caso a los tribunales”.

Foto: Ayuntamiento de Granada

No obstante, el documento europeo advertía de que a fin de acelerar la respuesta de España, la propia Comisión se pondría en contacto con las autoridades españolas pertinentes; que les transferiría la información de la petición granadina y “supervisará la aplicación de la legislación de la UE por parte de España” en la materia.

Ante la respuesta europea con fecha 30 de marzo “remitimos un nuevo documento de alegaciones a ese escrito, un documento en el que se pedía nuevamente el amparo, incidiendo en los incumplimientos de la empresa distribuidora (E Distribución Redes Digitales SLU, Endesa) en materia de calidad individual (ello amparado en el peritaje técnico de datos oficiales facilitados a este defensor por la Junta de Andalucía); e incidiendo en otros factores y variables”.

Así es como este verano, el 20 de julio comunicaron a la oficina del defensor granadino que la Comisión de Peticiones había resuelto escuchar al peticionario y le convocaban a la sesión prevista el próximo 8 de septiembre a las 16 horas.

Conseguir los apoyos

En ese afán de recabar apoyos para la causa del distrito Norte granadino en el seno de la Unión Europea, el defensor, a lo largo de la mañana del 8 de septiembre, justo antes de su intervención prevista a primera hora de la tarde, mantendrá encuentros con diputados con representación en dicha comisión, de distintos grupos políticos.

E igualmente “mantendré una reunión con EAPN (siglas de European Anti Poverty Network que es una coalición independiente de ONG y otros grupos involucrados en la lucha contra la exclusión social en los estados miembros de la Unión Europea) “para que puedan sumarse más representantes institucionales a esta causa necesaria”.

Foto: Ayuntamiento de Granada

Para finalizar, el defensor de la ciudadanía ha señalado que “este es un paso importantísimo, pero que se han intentado muchísimas iniciativas previas”. Y ha enumerado algunas como reuniones de las distintas mesas de trabajo, contacto permanente con las distintas instituciones, -desde el Ayuntamiento a la Junta, el Gobierno de España, o el Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas-, concentraciones o manifestaciones.

Por el barrio

Al término de las intervenciones del alcalde y el defensor, la presidenta de Nueva Cartuja, Rosario García ha tomado palabra para asegurar que preferiría “no hacer este viaje, no tener que estar el jueves en Bruselas, sino que en mi barrio y distrito, no tuviéramos este problema, sino que viviéramos en normalidad y sin cortes” por lo que espera que “sea el principio del fin de esta noche”. En la misma línea, el cura de La Paz, Mario Picazo, ha agradecido a las instituciones, asociaciones, vecinos y personas que apoyan esta causa “por el trabajo inmenso y el compromiso serio con algo que es justo”.