Tablas en el Núñez Blanca entre el SIMA Granada y el Bujalance. Los de Rafa García remontaron, pasando del cero a dos al cinco a dos, en lo que parecía una victoria clara, pero un arreón del Bujalance en los últimos minutos privó al conjunto rojiblanco de la victoria.

Comenzó el choque con un Bujalance más metido en dinámica que el SIMA Granada. Primero Cristóbal, al poco de comenzar, acertó en una transición por la izquierda para, desde el borde del área, batir a José Ángel ajustándola al ángulo superior del palo corto. Poco después, Pedro Catiti ampliaría la renta visitante, en una acción de pizarra en la que Penalba le sirvió en bandeja la segunda diana, llegando libre al segundo palo.

Entonces llegó la reacción rojiblanca. Los nazaríes se activaron y empujaron al Bujalance contra su portería, acumulando llegadas y ocasiones. El premio llegaría en forma de dos goles, primero de Ismael y después de Migue, en dos acciones casi consecutivas. Ismael, tras una recuperación, se marchó de todos, disparó y cazó su propio rechace para acortar distancias. Casi acto seguido, Migue convirtió una pena máxima que supondría la primera amarilla para Penalba, que enseguida vería la segunda, marchándose expulsado. Con dos a dos en el marcador se llegaría al descanso.

Tras la reanudación, la tónica de dominio rojiblanco se mantuvo durante varios minutos de la segunda mitad hasta que, rebasado el ecuador del segundo acto, los granadinos acertaron con la portería de Zafra. Emilio cazó un balón, llegando al segundo palo para terminar de darle la vuelta al marcador. El propio Emilio firmaría otras dos dianas más para firmar su particular hattrick, primero con un tremendo derechazo exterior a la escuadra y después robando, cambiando de ritmo para irse de su par y cruzarla rasa para firmar el quinto local.

Cuando todo parecía resuelto, el juego de cinco cordobés revertiría la dinámica dominante del SIMA, en acciones similares, con dos circulaciones al segundo palo que convertirían Pedro Catiti y Cristóbal, antes de que Antonio Catiti sellara el definitivo cinco a cinco, en boca de gol, pese a la oposición de la zaga. El SIMA tuvo dos ocasiones claras en el último minuto, con un palo de Migue y otro testarazo suyo que se perdió lamiendo el poste derecho del marco visitante.