Conducir en Granada cada vez se convierte en una situación más insoportable. Atascos para acceder a la capital, sonidos estruendosos de los cláxones de los coches, nervios e histeria. El SIPLG (Sindicato Independiente de la Policía Local de Granada) ha salido al paso de las críticas.

A través de un mensaje en su red social Twitter, culpan a los nuevos carriles de tráfico de bicicletas, patines, buses y taxis para justificar el ‘caos’ circulatorio.

“Los carriles CRT entorpecen la circulación en Granada. La Policía Local de Granada no es la responsable del caos circulatorio. Son las decisiones políticas de poner los CRT”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *