El Teatro Municipal Isabel la Católica ha activado el protocolo de medidas preventivas contra el COVID19 de cara al inicio de su programación para la nueva temporada.

La concejal de Cultura, Lucía Garrido, ha destacado el “compromiso firme, la apuesta y el esfuerzo de este equipo de gobierno por mantener una programación cultural de calidad y plenamente segura tanto para los artistas como para el público”.

En este contexto, ha indicado que el servicio de prevención de la salud del Ayuntamiento ha implantado en el Teatro Isabel la Católica una serie de medidas que afectan al aforo reducido en cada uno de los espacios. También al distanciamiento social e incluye mejoras en las condiciones higiénicas, de acuerdo con la normativa vigente en relación al coronavirus.

Así, junto con el uso obligatorio de mascarilla en el interior del teatro y la instalación de de dispensadores del gel hidroalcohólico en las distintas dependencias, se han señalado “circuitos de circulación para evitar aglomeraciones en los cruces y puntos de mayor afluencia. Por ejemplo, las vías de acceso y salida establecidos en las dependencias de camerinos, escenario, aseos y zonas comunes”.

El protocolo incluye, además, la colocación de carteles informativos sobre las medidas y el correcto uso de las instalaciones –una información accesible también desde dispositivos electrónicos-.

La cartelería especifica la adecuación del número de participantes en el espectáculo para que se evite la permanencia simultánea en el escenario de un número de personas que impida la distancia de, al menos, 1’5 metros.

Otras limitaciones

“El espacio disponible de escenario sin aforamiento es de ochenta metros, por lo que el número de participantes de coros, bandas música o compañías teatrales no debe superar las 35 personas. Se marcarán los espacios con indicaciones en el suelo para garantizar la distancia interpersonal siempre que sea posible. En cualquier caso, cuando la naturaleza del espectáculo no lo impida, está obligado el uso de mascarilla”, ha explicado Garrido.

Otras medidas aplicadas son la limitación del uso de los ascensores “al mínimo imprescindible”, el respeto de la distancia de seguridad de 1’5 metros “siempre que sea posible” y la inhabilitación de butacas para reducir el aforo “de acuerdo con las indicaciones de las autoridades, actualmente establecido en el 65%“, según recoge el protocolo. También se han regulado las entradas y salidas del público, para que sean escalonadas, y se ha garantizado la adecuada ventilación y desinfección del edificio.

“Las instalaciones utilizadas se limpiarán y desinfectarán diariamente y después de cada uso”, ha añadido la edil. Para ello, “se adaptarán los horarios de utilización de las instalaciones de manera que se permita la ventilación, limpieza y desinfección entre diferentes pases”.

Tras recordar que todas las medidas recogidas en este informe están sujetas a las posibles modificaciones de la normativa sobre COVID19 vigente en cada momento, la responsable de Cultura ha concluido animando al público “a seguir apoyando con su presencia las actividades culturales que se programan en Granada, con la confianza de que estamos tomando todas las medidas posibles con absoluta responsabilidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *