emergencias-112

La población granadina volvió a asustarse este jueves 12 de agosto al sentir un temblor de la tierra poco antes de la medianoche. Un terremoto de magnitud 4’5 y con epicentro en Cijuela hizo rememorar lo sucedido en los meses de diciembre y enero, un movimiento sísmico que apenas dos minutos después tuvo una réplica de 3’1 en Santa Fe. Todo hacía indicar que sería una noche ‘movida’, sin embargo, la naturaleza decidió dar una pequeña tregua.

Una pausa que duró hasta las 7:24 de la mañana cuando Chauchina registró un terremoto de intensidad II-III con magnitud 2’3 y un kilómetro de profundidad. Le siguió uno en Santa Fe a las 7:29 con 3 kilómetros de profundidad y magnitud 1’6. Hubo otra pequeña réplica de 1’8 a las 7:42 y también en Chauchina. Mientras que en Chimeneas, epicentro del gran temblor, volvió a moverse la tierra a las 7:54 llegando al 2’5.

El último, de momento, se ha vuelto a localizar en Chauchina a las 8:26 de la mañana de este viernes 13 de agosto, alcanzando una magnitud de 2’1. Probablemente este fenómeno se repita durante las próximas horas, de modo que las autoridades sanitarias y la clase política recuerdan las pautas a seguir en caso de terremotos.