fuente-granada

La Empresa Municipal de Abastecimiento y Saneamiento de Granada (Emasagra) no prevé restricciones de agua, en tanto el deshielo de Sierra Nevada y el estado de los embalses que abastecen a los 15 municipios a los que da servicio, con 391.194 habitantes en la capital y su área metropolitana, similar al del año pasado, hacen que la situación de este territorio, en prealerta por sequía, sea mejor que la de otros de Andalucía donde sí se han llegado a tomar medidas restrictivas, como Sevilla y su cinturón, ya en fase de alerta.

Así lo han señalado a Europa Press fuentes de Emasagra, que está considerada la empresa de referencia en la provincia de Granada, donde opera desde 1982. Presta sus servicios en Alhendín, Armilla, Cájar, Cenes de la Vega, Cúllar Vega, Churriana de la Vega, Gójar, Huétor Vega, La Zubia, Las Gabias, Ogíjares, Otura, Pinos Genil, Pulianas y la capital granadina.

El río Genil, y los embalses de Canales y de Quéntar constituyen las principales fuentes de captación de agua para la ciudad de Granada y su área metropolitana, los cuales recogen las aguas tanto pluviales como del deshielo de Sierra Nevada, según consta en el informe de desarrollo sostenible de 2021 de la empresa mixta.

Las reservas de Quéntar a 30 de septiembre son del 57,5%, por encima del 38,8% en la misma fecha de 2021, y las de Canales están en el 68,8%, prácticamente similares al 69,1% del año pasado.

En cuanto a las aguas subterráneas, el acuífero de la Vega de Granada constituye el reservorio de emergencia en casos de sequía, disponiéndose de un total de 14 sondeos en las inmediaciones de la Ronda Sur, que se construían a mediados de la década de los 90 del siglo pasado para afrontar situaciones de sequía.

Sondeos

Existen asimismo otros 38 sondeos complementarios en municipios del área metropolitana, por lo que son un total de 52 disponibles. Ninguno ha tenido que ponerse en marcha ni existe fecha prevista de activación, han detallado estas mismas fuentes.

En cuanto a la concienciación, Emasagra valora una campaña que llame al ahorro en el consumo, en colaboración con el Ayuntamiento de Granada. A finales del pasado mes de agosto el edil de Medio Ambiente, Jacobo Calvo, ya anticipó medidas de planificación en caso de no llover en el final del verano y el principio del otoño.

Sea como sea, según las reservas disponibles, Granada y estos 14 municipios del cinturón están en situación de prealerta, por lo que no se hace necesario activar medida de restricción alguna. No obstante, la campaña de concienciación ciudadana que se valora incidiría en «la importancia de hacer un uso responsable de un recurso natural tan preciado y valioso como el agua».

En este contexto, la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Agua de Sevilla (Emasesa) activaba este pasado lunes la alerta por sequía después de varios meses en situación de prealerta y cuando se prevé que los embalses que abastecen a su sistema bajen de los 268 hectómetros cúbicos acumulados.

La medida implica la prohibición del uso del agua para fines ornamentales o recreativos -llenado de piscinas, por ejemplo-, para lo que está establecido un régimen sancionatorio. Emasesa da servicio a más de un millón de usuarios.