Emergencias 112 Andalucía ha recordado la importancia de la importancia de hacer siempre un uso responsable de la pirotecnia. Así como medida de seguridad para evitar accidentes.

El teléfono único de emergencias de la Junta ofrece algunos consejos para prevenir riesgos. Así, señala que petardos, bengalas y cohetes no son juguetes y, por tanto, deben ser empleados con precaución y de forma responsable. En caso de ser manipulados por niños, si pueden hacerlo, deben usarse siempre con la supervisión de un adulto y siguiendo las recomendaciones descritas por el fabricante.

Así, los menores de 12 años no pueden manipular ningún tipo de elemento pirotécnico, a excepción de los pistones de percusión para juguetes. Los mayores de 12 años pueden usar solo los de categoría o clase 1. A partir de los 16 pueden manipularse los de clase 2 (ruedas, tubos silbadores, tracas, bengalas, soles o carcasas). Y por último, los mayores de 18 años pueden comprar y usar los de categoría 3.

Para lanzar los productos es mejor hacerlo en el suelo. Manteniendo alejada cualquier parte del cuerpo con el fin de evitar quemaduras y explosiones en manos y cara. Nunca deben introducirse en papeleras, alcantarillas, latas, botellas o envases que pueden causar metralla y multiplicar los efectos dañinos.

Es importante recordar, asimismo, que los petardos, cohetes y demás productos no deben guardarse nunca en los bolsillos. Pueden provocar quemaduras graves debido a una combustión inesperada o en caso de acercamiento a una fuente de calor.

El centro de coordinación incide en que nunca deben usarse artículos pirotécnicos en espacios cerrados como viviendas, locales o establecimientos públicos.