Este martes, 22 de junio, se juzgarán a una treintena de acusados de cometer fraude de prestaciones al sistema de la Seguridad Social, con los que llegaron a defraudar más de 115.000 euros.

La Fiscalía de Granada pide entre 1 año y 10 meses hasta 4 años de cárcel. El juicio se celebrará en el edificio judicial de Caleta dado el gran número de acusados, según ha informado Europa Press .

Las empresas investigadas presentaban deudas por casi la totalidad de las cuotas del régimen general de la Seguridad Social desde el inicio de su existencia. A su vez, contaban con el mismo autorizado RED, que era uno de los acusados en la causa. Dicha autorización, se concede a empresas y profesionales que en el ejercicio de su actividad presenten documentos de cotización de los responsables.

Otro punto en común era el trasvase de trabajadores y administradores, con movimientos de afiliados comunes de unas empresas a otras. A su vez, quienes eran administradores de unas pasaban a ser dados de alta en otras como afiliados.

La Fiscalía ha considerado que los hechos son constitutivos de delitos continuados de estafa en concurso con delitos de falsedad en documento oficial o alternativamente de fraude de prestaciones del Sistema de la Seguridad Social.