El anuncio del cambio del Consejo de Administración del Granada CF de este martes ha supuesto una auténtica bomba que ha agitado a toda la comunidad granadinista. Aunque el comunicado asegura que no habrá cambios en la gestión deportiva del club, está por ver si no se produce algún cambio estructural.

Por ahora, el principal cambio que sí se ha producido ha sido en la presidencia. Jiang Lizhang, presidente del conjunto rojiblanco desde 2016, ha pasado a un segundo plano, pues ocupará el cargo de presidente honorario. Así, el puesto de presidente recae ahora sobre Rentao Yi, una figura que Lizhang conoce a las mil maravillas.

Yi es el jefe de DDMC, la empresa con sede en Wuhan que tiene el 100% de los derechos del Granada CF tras la compra del equipo granadinista en 2016 a la familia Pozzo por 37 millones de euros. Esa cantidad económica salió de los 106 millones de euros que se embolsó Lizhang, presidente de la agencia de marketing Desports y socio de Yi, tras la compra de la agencia realizada por Yi en 2015.

Además de hacerse con el 100% de la propiedad del Granada, Lizhang se hizo con el 60% del Parma y con el 5% de los Minnesota Timberwolves, convirtiéndose en el primer accionista chino de la NBA. Ese mismo año, Yi participó como intermediario en la venta de los derechos de retransmisión de LaLiga y la Copa del Rey a la plataforma online PPTV, disponible en China, Taiwán y Macau, durante cinco cursos a un precio de 64 millones de euros cada uno.

De este modo, Yi se convirtió en el principal aliado de Javier Tebas y Jaume Roures, presidente de Mediapro, para introducir el fútbol español en China. Ese primer contrato que finalizaba en 2020 se reformuló hace dos años, quedando en manos de DDMC, la compañía del nuevo presidente del Granada, por una cantidad superior a 100 millones de euros por temporada.

Yi y Roures, más que socios

Gracias a este acuerdo, los contactos entre la empresa asiática y Mediapro se incrementaron y decidieron llevar a cabo otras operaciones al año siguiente. Entre ellas, destaca la adquisición del 46% de los derechos de la agencia Media Base Sports, propiedad de Roures y Pere Guardiola, por parte de DDMC con un coste de 39’5 millones de euros.

Más tarde se ejecutó una opción de ampliación de los derechos a un 70% por 18 millones más. El 30% restante de la agencia de representación de jugadores como Luis Suárez o Andrés Iniesta sigue en manos de Mediapro y del hermano de Josep Guardiola. Además, DDMC también se hizo con el derecho de explotación de patrocinios del PSG en China hasta 2021.

Yi también ha tenido negocios en común con Gerard Piqué al encargarse de desarrollar eFootball.Pro, el proyecto de eSports del defensa. Yi acoge ahora la presidencia del Granada CF, su nuevo proyecto dentro de todo un imperio económico labrado a raíz del fútbol, influencias y buenas amistades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *