policia-local-granada

El pasado fin de semana ha sido movido en materia de intervenciones policiales ante conductores borrachos. Entre la madrugada del sábado al domingo y la del domingo al día de hoy, lunes 20 de septiembre, la Policía Local de nuestra ciudad ubicó a ocho conductores que superaban la tasa de alcohol constitutiva de delito, es decir, con más de 0,60 miligramos de alcohol en aire espirado.

Uno de ellos, además, no solo superaba los 0,60 que suponen un delito, sino que casi cuadruplicaba los 0,25 miligramos permitidos para conducir, tenía 0,96. Fue esta última madrugada, en la Calle Ribera del Genil, casi en la confluencia de esta vía con Camino de Ronda.

El conductor, de 21 años, estrelló su coche contra la terraza de un local de hostelería situado en la mencionada calle. En la segunda medición, su tasa de alcohol fue de 0,85. El hecho de ocurrir de madrugada hizo que la terraza estuviera vacía, evitando así males mayores. Tampoco había peatones a esas horas en el lugar.

Otros casos sucedidos este fin de semana son el de un conductor ebrio que fue detenido cuando circulaba en sentido contrario a la marcha en Ribera del Beiro. También en Maracena un motorista resultó herido grave al salirse de la vía. Estos casos se unen al ocurrido la semana pasada, cuando un conductor arrolló un coche de la Policía Local y se dio a la fuga.