El Ayuntamiento de Granada ha aprobado la exención fiscal en las tasas de basura industrial y de terrazas para aquellos negocios que se han visto obligados a suspender su actividad como consecuencia del Estado de Alarma. De este modo, el  Consistorio se ha mostrado sensible a la petición realizada por la Federación de Hostelería ante la grave situación del sector.

Estas dos medidas, con un impacto aproximado para las arcas municipales superior a 1.600.000 euros, se suman al paquete de iniciativas económicas para apoyar a empresas, autónomos y hogares. El alcalde de Granada, Luis Salvador,  ha vuelto a reclamar al Gobierno de España “un plan nacional que permita la adopción de medidas de reactivación económica ante la parálisis que se está produciendo”.

Por lo que se refiere a las terrazas, el Ayuntamiento no cobrará ninguna tasa desde el 14 de marzo y mientras se prolongue esta situación. Asimismo, se procederá a la devolución de las tasas a los establecimientos que las hayan abonado previamente. La medida contempla también el prorrateo de las liquidaciones correspondientes a las tasas de los mercadillos. “Esta iniciativa supone un impacto aproximado para el Ayuntamiento de 700.000 euros cada dos meses de aplicación”, ha explicado Luis González, edil de Economía.

La segunda resolución, que el Ayuntamiento impulsa junto con la empresa Emasagra, supone una reducción en el pago de la tasa por recogida y tratamiento de residuos sólidos. Esta medida  beneficia a alojamientos hoteleros, centros de enseñanza, establecimientos hosteleros y otros comercios, siempre que no sean de alimentación.