Continúa invicto el Granada CF en Los Cármenes tras otra exhibición de entrega y derroche ante un Levante UD fallón arriba, a pesar de que pudiera igualar mediante Rubén Vezo el tanto inicial de Darwin Machis. Al final, punto de honor para unos y sensación de oportunidad desaprovechada para otros. El VAR, de nuevo protagonista tras dejar a los de Diego Martínez con un hombre menos desde el minuto 15. Si la tecnología puede alterar un partido, una entrada a destiempo también.

Cuidar hasta el más mínimo detalle es una máxima que debería ser obligatoria en nuestro mundo cotidiano. Conseguir un sobresaliente da placer, pero más aún cuando el folio no presenta ningún tachón en rojo, fruto de la inevitable actuación del examinador. Eso lo sabe bien Diego Martínez, el entrenador de un Granada que se comporta como un alumno aplicado y, casi siempre, aventajado al resto.

Trasladado al ámbito académico, este Granada sería el típico alumno capaz de sacar sobresaliente aun sin colocarse en primera fila y pasarse la hora de clase jugando con el bolígrafo y el sacapuntas. El trabajo y el esfuerzo, el hincar los codos, en casa. Así, semana tras semana se asegura el impresionar al profesor, que se deja engañar a menudo por las apariencias de los primeros pupitres.

Sin embargo, siempre puede ocurrir algún desliz. Que por los nervios de la cita se te olvide poner el nombre, descubrir la opción B del examen o hasta que se te nuble la fórmula de la resistencia. Algo así le ocurrió a Gonalons cuando decidió clavar sus tacos en la pierna de Rochina. VAR mediante, a los quince minutos de partido, Jaime Latre dejaba al Granada con un hombre menos. Al futbolista galo se le había borrado de la memoria la fórmula de la resistencia. No así al resto de rojiblancos, que de resistencia saben un rato.

FOTO: Photographers Media

Latigazo en el primer arreón

Antes del borrón, en un alarde de brillantez, los de Diego Martínez consiguieron adelantarse en el marcador. Darwin Machis corrió a la espalda de Miramón y lo que sucedió a continuación no sorprende ya a nadie, aunque sigue maravillando por igual. El venezolano se metió hacia el centro desde la banda izquierda, recortó al lateral granota y la enchufó al palo largo ante la resignada mirada de Aitor. El Levante, que llegaba a Los Cármenes con ansia de puntos como penúltimo clasificado, confió todo a sus peloteros para darle la vuelta.

Bardhi por la izquierda, Morales por el centro y, sobre todo, Rochina por la derecha llevaron en volandas a los suyos tras la expulsión de Gonalons, autor del balón larguísimo que pudo aprovechar el de Tucupita algunos segundos más tarde. Rubén Rochina volvió un año más a Los Cármenes, un estadio que le dio muchas alegrías en el pasado como rojiblanco, con ganas de reivindicarse tras su inicio irregular de temporada. Así, el valenciano la pidió, la condujo, la escondió y se atrevió hasta a probar suerte ante Rui Silva. A punto estuvo de conseguir las tablas con un potente cabezazo que rozó el poste.

Mientras tanto, el Granada se reguardaba atrás pero sin renunciar a salir al contraataque. Con Vallejo en el lateral hasta la expulsión, los de Diego Martínez buscaban constantemente la velocidad de Puertas y Machis. Sin Gonalons, se instauró la defensa de cinco con el almeriense y el venezolano ayudando más que nunca en defensa. Quedaban 75 minutos por delante para defender el aprobado, que podría saber a gloria tras lo sucedido en el verde. Sin embargo, el examen constaba todavía de numerosas cuestiones que resolver.

Suele ocurrir que un alumno sabe perfectamente cuándo la ha pifiado. Reponer el tipex en el estuche es importante si no quieres estar obligado a ensuciar el escrito con tachones, asteriscos y flechitas explicativas. En un córner, al Granada se le olvidó el tipex. Rubén Vezo, otro ex granadinista muy activo durante el encuentro, cabeceó un balón servido por Bardhi para igualar el marcador a los 33 minutos. A balón parado, una de las especialidades de los rojiblancos, quedó retratado Montoro al perder la marca del luso.

FOTO: Photographers Media

Casta y eterna lucha rojiblanca

Se le ponía cuesta arriba la cosa a un Granada que nunca ceja en el empeño ni en el coraje. Con la intención de pelear hasta el final, entraron al campo Luis Suárez y Yangel Herrera. El colombiano, más acertado que otras veces a pesar de un chut horrible desde el centro del campo fruto de su nervio e instinto de ‘killer’, trabajó en defensa para aportar oxígeno a los suyos cuando más lo necesitaron.

De la misma manera reaccionó el Levante de Paco López, que dio entrada a Sergio León para terminar de ajusticiar a los locales. El ex del Betis gozó de algunas ocasiones que no inquietaron a Rui Silva, algo que sí conseguiría Bardhi. El macedonio, excelso ante la zaga del Granada con controles y diagonales de otro mundo, quiso imitar a Machis, algo que le impidió el guardameta del Granada al embolsar un potente disparo desde la frontal. Misma suerte se encontró Roger al probar a Rui Silva con un disparo raso con muy mala uva.

Una mano salvadora del portugués mantuvo con vida a los locales, a los que nunca se les puede dar por muertos. Con la entrada de Eteki, el Granada controló algo más el partido, pero este estaba ya muy desnivelado. El cansancio asomó con el paso de los minutos y el Levante quiso hacer efectiva en el marcador su superioridad numérica en el campo. No fue así.

Los rojiblancos supieron dormir el partido cuanto pudieron y aguantar el chaparrón a lo largo de la tarde primaveral que se vivió en Los Cármenes. Aún sin hinchas en el graderío y teniendo todo en contra, el alumno rojiblanco aprobó. El Granada sigue sin conocer la remontada en contra tras adelantarse desde que llegara el chamán desde Pamplona. La fórmula de la resistencia se la sabe de memoria.

FOTO: Photographers Media

FICHA TÉCNICA

GRANADA CF: Rui Silva; Antonio Puertas, Germán Sánchez, Jesús Vallejo, Domingos Duarte, Carlos Neva; Luis Milla (Yan Eteki, min. 79), Max Gonalons, Ángel Montoro (Yangel Herrera, min. 56); Darwin Machis (Alberto Soro, min. 79), Jorge Molina (Luis Suárez, min. 56).

LEVANTE UD: Aitor Fernández; Jorge Miramón (Son, min. 59), Rubén Vezo, Sergio Postigo, Carlos Clerc; Mickaël Malsa (Radoja, min. 68), Gonzalo Melero, Rubén Rochina (De Frutos, min. 68), Enis Bardhi; José Luis Morales (Sergio León, min. 59), Roger Martí.

MARCADOR: 1-0 Darwin Machis (min. 7); 1-1 Rubén Vezo (min. 33).

ÁRBITRO: Jaime Latre (colegio aragonés). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Germán y Luis Suárez. Por parte de los visitantes, mostró amarilla a Malsa, el técnico Paco López, Sergio Postigo y Rubén Vezo. Expulsó con tarjeta roja directa al rojiblanco Max Gonalons.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Santander disputado en el estadio de Los Cármenes a puerta cerrada, debido a la pandemia del COVID19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *