Ha pasado una década del ascenso a Segunda División y es momento de recordar a los grandes artífices de aquella gesta. El club se ha puesto en contacto con el ‘Maestro’ Fabri González para rememorar aquellas temporadas en las que el Granada CF pasó del ‘barro’ de la Segunda B a codearse con Real Madrid y FC Barcelona en Primera. “¡Cómo pasa el tiempo, ya van 10 años!” dice con añoranza el entrenador gallego.

            Recuerda su fichaje como una “sorpresa, porque el equipo estaba entre los 4 primeros. Pero yo creo que tanto Quique Pina como Juan Carlos Cordero siempre han sido personas inteligentes futbolísticamente hablando. El equipo venía de perder en Marbella, y además fuera de casa no competía bien. Con vistas de un play off comentaban que el equipo no tenía la personalidad que debía tener para competir. Tomaron esta decisión de ficharme, creo que acertada” comenta Fabri.

            El entrenador de hace una década elogia al gran vestuario y a la magnífica plantilla que tenía: “Era un grupo extraordinario y todos remaban en la misma dirección, y la labor del entrenador se hace más sencilla. Hablamos de Ighalo, Tariq, Diego Mainz, Dani Benítez, Collantes, buenos porteros. Había una relación muy cercana con los jugadores, familiar y al mismo tiempo de mucha exigencia en cuanto a trabajo táctico y físico. Nos llevábamos bien. Con orden, disciplina y trabajo se construyen los equipos ganadores. Los ascensos y competir puedes tener suerte pero si no tienes esa base sabes que no puedes competir”.

            Según Fabri, también fue importante el empuje de “la afición, la prensa y la Junta Directiva, todos sumaban hacia el mismo lado y estaban completamente volcados. Yo aporté personalidad al equipo, ser un bloque muy compacto y casi imposible de vencer”. El ‘mister’ reconoce que no eran favoritos para subir a Primera pero sí a Segunda: “El ascenso a Primera no se contaba con ello al principio, ni se soñaba, pero yo sabía que si el equipo se metía en play off iba a competir porque estaba bien preparado a nivel táctico. Para el de Segunda, recuerdo cómo la gente venía apoyarnos, sacar fotografías, decirnos que somos del Granada, lo sentimos y lo llevamos en el corazón. Ahí sí teníamos esa presión añadida porque te sentías con una responsabilidad enorme y cariño a esa gente y no le querías fallar”.

“Le decía a los jugadores que no podían dejar escapar la posibilidad de salir de esos campos de Dios”

Fabri González

            El actual entrenador del Granada CF, Diego Martínez recuerda en numerosas ocasiones que ‘venimos del barro’. Su paisano le da la razón: “Yo me acuerdo que entrenábamos en los campos de Antonio Sánchez un día, otro en Armilla, otro día en Maracena, o en el Núñez Blanca, otro en el Estadio… ¿Qué ha significado ese primer ascenso para el Granada? Poner una base importantísima a nivel deportivo para ir dando saltos. A partir del ascenso a Primera se ha construido todo lo que tiene el Granada ahora. Diego habla muy bien de eso, que hace muy poco tiempo estaba el equipo peleándose por esos campos de Dios en Tercera División. Les decía a los jugadores, ‘no podemos dejar escapar esta oportunidad, hay que salir de estos campos de Segunda B de césped artificial y esas cosas’. Ahora es una entidad impresionante que compite con cualquier equipo. Antes de eso no tenía nada”.

            Por último, elogia la gran temporada que está haciendo el equipo: “Está realizando una grandísima campaña, se le ha escapado la Copa del Rey y ha sido una pena. En cuanto a la clasificación, es un equipo que hacía muchos años que no estaba tan arriba, es un equipo que compite muy bien y es trabajo del entrenador y de la plantilla y hay que felicitarles”. Y un mensaje a la afición: “El Granada no tiene ninguna deuda con Fabri González porque toda la gente de Granada le paga con su cariño y eso no hay dinero que lo pague”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *