Un importante congreso gastroturístico tendrá lugar en Granada en el marco de la feria Sabores de Nuestra Tierra que se celebra los días 7, 8 y 9 de octubre en Fermasa. El objetivo de la primera edición de este congreso es poner en valor la oferta turística de las diferentes comunidades, ciudades o pueblos, muy ligada a la gastronomía local, y los productos que se utilizan. También aspira a resaltar la importancia de las pequeñas empresas que fijan la población, dan trabajo y, a veces, recuperan especies autóctonas para que no desaparezcan, así como razas animales o viñedos con variedades poco utilizadas o en vías de desaparición, incluyendo algunos oficios.

Fermasa acoge en esas fechas de octubre tres ferias al unísono. La tradicional Feria General de Muestras, que cumple 44 años y aglutina todos los sectores, se ve acompañada en la última década por la Feria de los Pueblos y por Sabores de Nuestra Tierra. Precisamente esta última pretende presentar y unir el sector de la agroalimentación, bebidas y servicios complementarios para la hostelería, restauración y alimentación en general, con el sector de turismo gastronómico, con una creciente capacidad de generación de negocio en nuestra provincia y comunidad.

Y en ese ámbito es en el que se enmarca el I Congreso Gastroturístico Sabores de Nuestra Tierra (GT Sabores), que contará con múltiples actividades realizadas por profesionales de la restauración o expertos en técnicas de tratamiento del producto y el turismo. Estarán presentes nombres tan importantes como el del chef Diego Schattenhofer; del sumiller y chef Mikel Zeberio, fundador del Basque Culinary Center y Premio Nacional de Gastronomía; Francisco Vañó, de Aceites Castillo de Canena; o Xesc Reina, maestro charcutero de Can Company.

«Habla y come»

Así, habrá una parte denominada ‘Habla y come’, con jornadas técnicas, conferencias, concursos, demostraciones, presentaciones de productos y servicios o degustaciones, además de las acciones que realicen las empresas expositoras en ámbitos.

Otro apartado será el llamado ‘Barra pura’, con vinos, coctelería, catas y maridajes, bebidas espirituosas, encuentro sumilleres, degustaciones, encuentro de escuelas de hostelería, formación y colaboración y master class de experiencias de éxito.

Un espacio denominado ‘En llamas’ estará dedicado a parrillada, carnes y pescados (con master class con cocineros especializados) y sus despieces, cortes y elaboraciones y showcooking.

Y, por último, la sección ‘Oficios’, que versará sobre cerámica, cuchillería, charcutería y la tradición de nuestros pueblos.

Un gran escaparate

Este primer congreso gastroturístico de Granada quiere aprovechar la experiencia de las seis ediciones celebradas hasta ahora de Sabores de Nuestra Tierra, para conservar el liderazgo de un congreso gastronómico y turístico generador de actividad económica, a la vez que incide en los valores culturales de la gastronomía y el turismo a través de la divulgación de carácter formativo en los encuentros que contarán con los mejores profesionales del momento.

Y ha elegido la capital de Granada para su celebración por su gran potencial y, por supuesto, por ser uno de los principales destinos turísticos. Actualmente, una de las tendencias turísticas en auge y con una media elevada de gasto diario por persona es el ‘turismo gastronómico’. Todo esto hace ver que esta provincia dispone de los mejores recursos gastronómicos, así como una amplia y variada gama de restaurantes y bares, productos autóctonos de gran calidad, que han hecho famosa a Granada como destino turístico gastronómico.

De este modo, se crea la necesidad de provocar un encuentro profesional en el que haya intercambio de conocimientos y opiniones, así como demostraciones técnicas y muestra de productos, para hacer posible una unión entre los productos de las distintas zonas del país que den lugar a elaboraciones culinarias actualizadas y con el suficiente interés para aquellos visitantes que asistan al certamen.

El congreso está dirigido a profesionales del sector gastronómico, restauración y turismo, aunque, por el indudable interés que la dieta mediterránea despierta entre el público y la calidad que la oferta aglutina, la muestra estará abierta a los consumidores finales.