Desde que comenzó el Estado de Alarma el pasado mes de marzo, una de las iniciativas que pusieron en práctica los ayuntamientos fue la lógica suspensión de las zonas de estacionamiento de pago. Pero una vez que se van sumando fases de desescalada y que la normalidad irá regresando en varias áreas, también sucederá en Granada.

De hecho, en algunas ciudades como Sevilla, la zona azul ha regresado con la Fase 2 de la desescalada. En Granada la vuelta está prevista para el inicio de la misma fase, esto es el próximo 1 de junio cuando la movilidad no esté restringida.

El regreso a la normalidad trae también que los ciudadanos tengan que volver al uso del servicio del aparcamiento limitado y regulado. Aunque desde el consistorio se ha puesto en marcha un plan de movilidad para minimizar los riesgos de peatones y conductores. En dicho plan se recomienda, no obstante, el uso solo necesario de los automóviles cuando así se requiera. Se han diseñado una serie de Medidas Especiales COVID19, destinadas a facilitar el distanciamiento social necesario, favorecer los desplazamientos a pie, en bicicleta y VMP, reforzando el transporte público y reduciendo el espacio al vehículo privado.

La nueva movilidad de Granada aúna la seguridad y la sostenibilidad, dando más espacio al peatón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *