mascarilla-en-exteriores

Adiós a las mascarillas. O casi. El momento que mucha gente estaba esperando por fin ha llegado. Hoy, 19 de abril de 2022, veinticinco meses después de la instauración del Estado de Alarma en nuestro país, se da por casi erradicada la pandemia del Covid-19. Hoy será aprobado en Consejo de Ministros el cese de la obligatoriedad del uso de mascarilla en recintos cerrados. Un día histórico en la lucha contra el coronavirus en nuestro país, el fin de las mascarillas en interiores.

20 de abril, entrada en vigor

Contrario a lo que mucha gente cree, la medida entra en vigor mañana, 20 de abril de 2022. En el día de hoy lo que se produce es la aprobación de la misma. Lo harán a través de un nuevo real decreto ley en el que también se expondrán los supuestos en los que el cubrebocas seguirá siendo obligatorio. No obstante, la medida no entra en vigor hasta el próximo miércoles. Así lo explicó el pasado miércoles la Ministra de Sanidad, Carolina Darias.

España se une de este modo a una lista de países integrada por la gran mayoría de naciones europeas que ya habían retirado la mascarilla en espacios interiores. En todos ellos la obligatoriedad ya no existe y simplemente su uso es recomendado. Gran Bretaña fue el primero de todos en retirarlas en interiores el pasado 27 de enero. En febrero se sumaron a los británicos Irlanda y Dinamarca. Y en marzo lo hicieron Bélgica, Hungría, Rumanía, Luxemburgo, Francia, Países Bajos y Polonia.

A comienzos de abril derogaron el uso obligatorio de mascarillas también Alemania, Bulgaria, Suecia y Letonia. Posteriormente, y también dentro del mismo mes, lo hicieron Estonia, Croacia, República Checa, Eslovenia, Austria y Lituania. Caso aparte es el de Finlandia, en el que ningún momento han sido obligatorias.

Así pues, España se desmarca así de países como Portugal, Malta, Eslovaquia o Italia en los que sigue siendo obligatorio el uso de la mascarilla en espacios interiores.

Importantes excepciones al fin a las mascarillas

La propia ministra Darias adelantó la pasada semana en rueda de prensa que la mascarilla seguirá siendo obligatoria en determinados lugares. Será en aquellos en los que el riesgo continúe siendo elevado. También en según qué espacios públicos de uso comunitario. Será en transportes de todo tipo donde seguirá estando prohibido quitarse la mascarilla. Esto implica vuelos, autobuses, barcos y trenes, así como taxis y transportes públicos urbanos.

Por su parte, en colegios e institutos la norma estará regida a la decisión de las personas más vulnerables a la COVID. Igualmente, en empresas privadas serán los departamentos de riesgos laborales los que tomarán la decisión de seguir manteniendo esta medida o no. De la misma manera ocurrirá en bares y restaurantes. En estos lugares será la dirección del establecimiento la que asumirá si es necesario que clientes y trabajadores continúen con el cubrebocas o si se puede poner fin a las mascarillas.