metro-granada-junta

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha finalizado las obras de mejora y optimización de la seguridad vial del Metro de Granada, que han afectado a los 67 cruces de la línea del metropolitano con tráfico rodado e intersecciones con pasos peatonales. Esta actuación, cuyo proyecto y obra ha gestionado la Agencia de Obra Pública de la Junta, ha supuesto una inversión de 813.768 euros y se ha terminado en el plazo previsto de seis meses.  
 
El objetivo principal de esta intervención ha sido aumentar la visibilidad de los cruces y glorietas situadas en el recorrido del metro y aumentar la seguridad vial, con el refuerzo de la señalización informativa. Además, como dificultad añadida para llevar a cabo esta obra, ha sido necesaria la coordinación de su ejecución con la propia prestación y el mantenimiento del servicio de metro.  
 
Se trata de una de las actuaciones que Fomento priorizó a principios de la presente legislatura para la mejora de la calidad y la seguridad del servicio de transporte del Metro de Granada. De hecho, la consejera Marifrán Carazo se comprometió a agilizar la ejecución de estas obras en su primera visita al metro en marzo de 2019, fecha a partir de la cual se definió el proyecto con las aportaciones de la comisión de seguridad del metro, se procedió a su licitación, adjudicación e inicio de las obras, el pasado mes de junio.

“Nos hemos puesto de acuerdo todas las instituciones que forman parte de la Comisión de Seguridad del Metro de Granada para reforzar a través de este proyecto la señalización en las intersecciones y pasos de peatones con el fin de reducir la accidentabilidad en las intersecciones del metro con el tráfico rodado, que ya se redujo a la mitad en 2019, y en su interacción con los peatones”, ha señalado.  
 
El alcance de esta actuación ya finalizada incluye el reforzamiento de los elementos que dan información a los usuarios de la vía, como las marcas viales en la calzada, las señales verticales y los semáforos, entre otras acciones para la mejora de la visibilidad en los cruces. Como norma general, se ha diseñado una nueva señalización que mantiene los principios de claridad, sencillez y uniformidad.  

Eliminación de la vegetación

Además, se ha eliminado de manera parcial la vegetación en algunas isletas y se ha sustituido por césped vegetal y grava decorativa. También ha sido necesario hacer algunas actuaciones de poda de árboles. Para el refuerzo de la seguridad de los peatones, en algunas intersecciones se han puesto tramos de barandillas metálicas y reductores de velocidad para los usuarios de la calzada.
   
Los semáforos se han reforzado con repetidores lumínicos en todos los báculos y columnas, y los pasos peatonales, cuya pintura se ha repasado, cuentan ahora con señalización homogeneizada. En algunos cruces más conflictivos se han añadido semáforos y señalización luminosa vertical conectada al regulador semafórico.  
 
Esta actuación de mejora de la calidad y la seguridad del servicio se suma a la reciente licitación de cinco contratos por importe de 7,6 millones de euros que anunció la consejera el pasado 18 de diciembre para la modernización del sistema de billetaje, la mejora de la velocidad comercial, la potenciación de la desinfección de trenes para combatir la expansión del Covid-19 y los nuevos mantenimientos.  

Las colisiones en estos cruces entre los trenes del metro con vehículos privados fueron muy frecuentes durante los primeros años de explotación comercial, incluso en el periodo de pruebas dinámicas del metro, aunque se han ido reduciendo de forma notable en los más de tres años de explotación comercial.