Restaurante-Faralá

El ciclo ‘Por alegrías’ ha puesto en valor las tradiciones granadinas a través de la gastronomía y el arte flamenco. Ha sido un evento exclusivo organizado por el Restaurante Faralá del que han podido disfrutar 25 personas. Una experiencia culinaria de alto nivel basado en un maridaje gastronómico y cultural.

Tal y como refleja Antonio Outeda, gerente del restaurante granadino, ubicado en la Cuesta de Gomérez, “la idea de fusionar flamenco y gastronomía nace para poner en valor estos dos artes de la ciudad de Granada con grandes artistas y grandes chefs”. Así, el objetivo de este encuentro ha sido poner en alza la cultura y la economía de Granada mediante actividades innovadoras. A este primer ciclo han asistido figuras destacadas de la política y de la economía granadina.

Una de ellas ha sido Paco Cuenca, alcalde de Granada, quien ha puesto en valor la realización de este tipo de eventos al destacar que “significa un salto en la calidad y en la excelencia de la gastronomía. Es la combinación perfecta que se hace entre cultura y arte flamenco, como pata que empieza a desarrollarse y que Faralá es buena muestra de la excelencia, la calidad y el talento. Desde el Ayuntamiento respaldamos aquellas iniciativas a pequeños empresarios que dan pasos adelante para seguir creciendo y aportando lo mejor que tienen para la ciudad”.

En una línea parecida se ha manifestado Fátima Gómez, vicepresidenta primera de la Diputación de Granada y diputada de Presidencia, Cultura y Memoria Histórica y Democrática, quien ha destacado la importancia a nivel de promoción cultural que para esta ciudad supone la realización de estas actividades ya que “Granada tiene una potencialidad gastronómica que va ligada a todas aquellas personas que nos visitan. Están muy interesadas en llevarse una buena comida, una buena tapa, un buen paseo gastronómico, pero también, acompañado de un apoyo cultural que nosotros tenemos. Creo que aunar ese binomio es muy potente”.

Restaurante-Faralá
Foto: Faralá

Estrellas Michelín

La alta gastronomía ha estado presente en este primer encuentro gracias a la presencia del chef invitado, José Álvarez, propietario del restaurante almeriense La Costa, ganador de una estrella Michelín y dos soles Repsol. El reputado cocinero de El Ejido ha confeccionado un menú basado en los productos tradicionales de la tierra. Junto a él, ha colaborado el chef del restaurante Faralá, Juan Pedro Ortiz, ganador de un sol Repsol. Ambos lo han hecho con el único objetivo de crear una apuesta por la excelencia gastronómica.

Así lo relata José Álvarez, quien sus platos como “los de siempre, aunque con alguna innovación. Intentamos que sean platos que gusten mucho, fundamentalmente pescados y verduras. Nuestro menú degustación ha consistido en 18 pases, uno solo de carne y algún postre. Espero que haya sido un menú excepcional y una noche maravillosa para todos los asistentes”. Y así ha resultado, puesto que para llevar a cabo esta experiencia culinaria los chefs han elaborado un menú con diferentes pases acompañado de un maridaje. El menú se ha basado en dos ideas muy personales de cada uno de ellos, ya que se trata de un recetario actualizado e interpretado de las provincias de Almería y Granada.

Para Juan Pedro Ortiz, chef del Restaurante Faralá, este “ha sido un encuentro muy importante para mí y hemos pasado muchos momentos juntos. Intentamos reinterpretar las recetas tradicionales de siempre y poner la ciudad de Granada en el lugar que se merece”.

Durante este primer ciclo, el protagonista del maridaje gastronómico ha sido el flamenco ‘Por alegrías’. Un cuadro de primeras figuras del flamenco que han interpretado un espectáculo tradicional. Mónica Iglesias y Adrián Sánchez al baile, junto con Luis Mariano, a la guitarra, y Antonio Campos, al cante, han hecho brillar la noche granadina.

‘Por alegrías’ ha sido el primer encuentro celebrado dentro del ciclo ‘Tradición, emoción y cultura’ que ha nacido bajo la filosofía de ser una experiencia innovadora. Los asistentes han disfrutado de una ruta por los sentidos, viajando entre sabores, raíces culturales y fusión de emociones gracias a Restaurante Faralá