jorge-molina-victor-diaz-granada-cf

Han pasado seis días desde que el Granada CF perdiese la categoría el pasado domingo. Desde entonces han sido varios los jugadores del conjunto rojiblanco horizontal que se han pronunciado públicamente. Los dos primeros en hacerlo fueron los portugueses, Maximiano y Duarte. Ambos, tras haberlo hecho sobre el césped con gestos de verdadero dolor, mostraron su decepción por el final de temporada en también en las redes sociales. Días después lo hizo también Milla, dejando la puerta abierta a su continuidad pese al descenso.

Llama poderosamente la atención que, de los tres primeros capitanes, sólo Montoro no se haya pronunciado públicamente por la caída a Segunda División. Pues Víctor Díaz lo hizo apenas terminado el partido del domingo pasado en Movistar, y Germán ya lo ha hecho a través de sus redes sociales mediante un mensaje a la afición. Además, sí lo han hecho otros pesos pesados del vestuario nazarí como son Jorge Molina, Quini, Antonio Puertas o Carlos Neva.

El alcoyano, quien fallase el penalti que podría haberle dado la permanencia al Granada CF, reconocía que «no hemos estado a la altura del club ni de la afición». Añadía, además, que «es momento de hacer autocrítica. Tenemos que ver todas las cosas que se han hecho mal, que, evidentemente han sido muchas, y empezar desde ya a cambiarlas». Consideraba también el veterano delantero que «el Granada no merece estar en otro sitio que no sea la primera división». Por último, quiso mandar un mensaje de agradecimiento: «Quiero agradecer tantos mensajes de apoyo y el cariño de la gente después de lo vivido el ultimo partido».

El lateral de Fernán Núñez comenzó su mensaje agradeciendo «a todos los granadinistas por el apoyo durante toda la temporada a pesar de los malos momentos». También pidió perdón: «Pediros disculpas por no haber conseguido el objetivo. Después de 5 años aquí, en los que hemos vivido muchísimas alegrías y miles de momentos inolvidables, esta vez, por desgracia, nos ha tocado vivir la parte amarga del fútbol». El cordobés reconoció sentirse en deuda con la afición. Y aseguró que «desde ya, solo podemos tener una cosa en la cabeza: devolver al Granada CF a Primera División, que es donde, sin duda, merece estar».

El ’10’ del Granada, el almeriense Puertas, reconoció que quisiera estar «en un mal sueño, despertar y ver que no es realidad». Sin embargo, acepta que «dependíamos de nosotros mismos, en nuestra casa y con nuestra gente apoyando hasta la saciedad». Reconoce el de Benahadux que «ha sido un golpe muy duro, durísimo». Aunque también considera que «tendríamos que estar contentos y orgullosos de todo lo que hemos vivido y conseguido». Y como Quini, piensa ya en volver: «Somos el club de la ETERNA LUCHA, a levantarse y seguir luchando».

El último en hablar de los hombres importantes en el vestuario fue Carlos Neva. El de El Puerto de Santa María fue, probablemente, el más crítico de todos los jugadores en su mensaje. El lateral izquierdo comenzó reconociendo que «después de 38 jornadas somos merecedores de descender. Es duro, pero es así». También dijo que «toca hacer autocrítica volver a ser lo que fuimos, no lo que otros quisieron que fuéramos. Un club humilde pero con esa ambición que nos ha caracterizado. Ir paso a paso». Esto último muchos lo han entendido como un ataque a Robert Moreno y un recuerdo a Diego Martínez. Finalizaba el gaditano diciendo que para volver, «partimos con la ventaja de saber que errores hemos cometido y de tener un grupo humano como nunca había visto. También de teneros a vosotros como pilar de este nuevo camino. La Lucha continua, es Eterna».