granada-psv-europa-league

El Granada CF estará en el bombo del sorteo para los dieciseisavos de final de la Europa League el próximo lunes 14 de diciembre. A pesar de la última derrota sufrida ante el PSV Eindhoven, el triunfo del Omonia sobre el PAOK en la quinta jornada clasificó matemáticamente a los rojiblancos para la siguiente ronda del torneo continental. El cuadro de Diego Martínez tratará de volver este jueves 10 de diciembre de Grecia con el primer puesto bajo el brazo, algo que no es para nada baladí.

La diferencia entre superar la fase de grupos como primero o como segundo clasificado puede ser determinante de cara a un posible pase a octavos de final. Los doce campeones de grupo de la Europa League se convertirán en los cabezas de serie del sorteo junto con los terceros clasificados procedentes de la Champions League con mayor puntuación. Estos quedarán emparejados con un segundo de grupo o con un tercero de la Champions con menor puntuación en dieciseisavos.

Así, si el Granada finaliza la fase de grupos como segundo, no sería cabeza de serie y en dieciseisavos se vería las caras con un campeón de grupo o un tercero de la Champions con mayor puntuación. Aunque como reza el tópico, en fútbol todo puede pasar, la probabilidad de que los rojiblancos se enfrenten con un rival de menor enjundia en la siguiente eliminatoria crece si se aseguran la primera plaza del grupo E. En todo caso, el Granada no podrá enfrentarse con ningún club de su misma federación.

Las cuentas del grupo E

Actualmente, el Granada es el líder de su grupo europeo con diez puntos. Por debajo se halla el PSV Eindhoven con nueve. Ya eliminados, PAOK con cinco y Omonia con cuatro cierran el grupo. A los nazaríes les toca defender la primera plaza en Salónica ante el PAOK. El Granada certificará su primer puesto si vence al cuadro heleno, sin importar lo que ocurra en Eindhoven entre PSV y Omonia.

Por otro lado, en caso de empate o derrota en Grecia, el cuadro dirigido por Diego Martínez necesitará un pinchazo del PSV para pasar como primer clasificado. El empate a 10 puntos entre granadinos y holandeses beneficiaría a los primeros, pues cuentan con una diferencia de goles a su favor de cuatro tantos.

Ante tal supuesto, si el PSV empata ante el Omonia, necesitaría que los griegos derrotaran al Granada por una diferencia mínima de cuatro goles para poder escalar hasta la primera posición del grupo y relegar al Granada al segundo puesto. Si el conjunto holandés logra el triunfo, el Granada necesitaría igualar a los de Roger Schmidt y vencer en el estadio de La Tumba.

Dos meses de espera

La ronda de dieciseisavos se disputará a ida y vuelta el 18 y el 25 de febrero. El segundo partido se jugará en casa del cabeza de serie, un factor que juega a su favor si por fin los estadios pueden contar para entonces con la presenta de hinchas.