La crisis del Covid-19 ha provocado imágenes a las que vamos a tener que ir acostumbrándonos durante las próximas semanas. Calles vacías, comercios cerrados, gente en sus casas y la policía intentando enviar a sus casas a los rezagados que aún no han entendido que el confinamiento en los hogares es un deber de todos, salvo algunas excepciones.

La Alhambra, el Paseo de los Tristes, Reyes Católicos o Gran Vía han sido imágenes inusuales que hemos recogido no sin asombro. Son momentos de cooperación, de entendimiento y de cumplir con el lema de #yomequedo en casa que los granadinos están cumpliendo en su inmensa mayoría. El trabajo de todos los cuerpos de seguridad están posibilitando y ayudando también a todos los sanitarios granadinos que siguen trabajando sin descanso.

Granada ha amanecido solitaria, casi desolada pero son muchos los que consideran que volverá a relucir con más firmeza que nunca.