La provincia de Granada, con todos sus municipios cerrados perimetralmente desde este viernes para frenar la expansión del coronavirus, afronta con un 74% de su planta hotelera cerrada el que otros años suele ser uno de los puentes con mejores resultados para el turismo.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo, Gregorio García, ha indicado que la ocupación está a un 5% en estos días previos al puente de Todos los Santos, con la inmensa mayoría de las pocas reservas que se habían producido canceladas.

“No se puede entrar ni salir” en un destino turístico como el de Granada capital, resume García, que se pregunta si en jornadas no laborables o festivas “los del Zaidín van a dormir en el polígono” o viceversa. “¿Quién va a venir?”, agrega.

Si estas medidas contra la pandemia continúan prorrogándose, el 20% de las empresas del sector “es posible que se cierre”, ha señalado García, que entiende las medidas sanitarias tomadas para frenar la pandemia pero resalta la mala situación de la hostelería y el turismo en Granada.

Preguntado por la media hora que los bares y restaurantes de la capital granadina y una treintena de municipios del cinturón ganan desde este viernes, con la entrada en vigor de las últimas medidas de la Junta para toda la comunidad, pues pasan a poder cerrar a las 22:30 horas y no a las 22:00 horas como hasta ahora, el presidente de la federación ha indicado que “menos es nada”.

Pedían una hora y les han “dado” media, resume Gregorio García, que ha incidido en que lo importante sigue siendo que la “poca gente” que vaya a estos establecimientos “pueda cenar con tranquilidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *