La calidad del aire está mejorando en Granada. También en Andalucía. Parece una obviedad pero los datos recogidos en diferentes estaciones muestran una mejora de la calidad del aire. Por ejemplo, en Granada se ha reducido un 81% el dióxido de nitrógeno y un 58% en Sevilla.

Son datos de la Red de Vigilancia y Control de la Calidad del Aire de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. Ahí se ha registrado una disminución de las concentraciones de algunos de los principales contaminantes marcadores del tráfico rodado. Esto es monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno, durante los primeros siete días del estado de alarma decretado en España. Datos que se comparan con respecto a la última semana de actividad laboral habitual, según el informe trasladado por dicho departamento al Consejo de Gobierno.

En concreto, se ha observado una reducción de hasta el 81% en dióxido de nitrógeno (NO2) en una de las estaciones utilizadas para recoger los datos en Granada. En general se han recogido bajadas de dióxido de nitrógeno por encima del 60% en más de la mitad de las provincias andaluzas (Almería, Cádiz, Granada, Jaén y Sevilla)

El aire está mejorando. Es una confirmación palpable causada por la confinación de la población. Aún es pronto para ofrecer datos cuantitativos normalizados y verificados para elaborar un informe en profundidad. Sin embargo, tras el análisis inicial, todo parece indicar que los registros de contaminantes están descendiendo de forma generalizada.

El registro más bajo se ha detectado en la estación ‘Ciudad Deportiva’, en la provincia de Granada, con una disminución del 81% con respecto a semanas anteriores al estado de alarma.

En cuanto al monóxido de carbono, la mitad de los territorios (Almería, Granada, Huelva y Sevilla) registran reducciones de más del 40%. La estación de ‘Los Bermejales’ de Sevilla es, en este caso, la ubicación donde se produce una mayor diferencia en la información recogida, con una reducción del 58%.