El conjunto rojiblanco jugará las rondas previas de la Europa League tras apabullar ante un Athletic que estaba ya de vacaciones ante la ausencia de metas. Soldado, Puertas, Carlos Fernández y Montoro pusieron los goles a una noche histórica para la ciudad de la Alhambra.

Desde la primera luz del día ya se presagiaba la gloria futura. Puede sonar arrogante y nada humilde, adjetivos muy contrarios a lo que ha sido el Granada durante toda la temporada. El Granada de Diego Martínez. El Granada de todos los granadinos.

Pero es que estar peleando hasta el último partido por entrar en Europa ya era un éxito para una generación de aficionados rojiblancos que vieron por primera vez al Granada en la élite de nuestro fútbol hace nueve años. Algo parecido ocurría con otra generación que volvió a disfrutar entonces del Granada en Primera treinta años después, con más canas y kilaje encima. Con una democracia asentada en nuestro país. Su Granada.

Los nervios típicos por sortear el descenso durante varias campañas atrás se transformarían ante el Athletic en agua pasada. Siguió habiendo nervios y uñas mordisqueadas, sí. Pero no por bajar a los campos de barro y al fango, sino por medirse la próxima temporada a los clubes más destacados del continente. Por escuchar la sinfonía celestial de las grandes citas europeas.

FOTO: Photographers Media

Hubo nervios, pero no tanto por lo que acontecía en Los Cármenes. El Athletic, víctima del Granada en la última jornada de Liga, se mostraría con entereza al inicio del choque, con ganas de demostrar el carácter habitual de los leones. Pero la falta de horizonte les haría perder el norte de manera progresiva.

A la media hora de partido, Roberto Soldado picaba la pelota ante la salida de Herrerín para poner rumbo a Europa. El valenciano aprovechó una asistencia igual de certera que absurda de un jugador visitante. Había demasiado en juego para fallar. Demasiado para un ariete experto en noches europeas.

Pinchazos clave del Getafe y del Valencia

Abierta la lata, el foco rojiblanco se fijaría de manera constante en Madrid, La Nucía y Sevilla. Con el triunfo del Granada, faltaba que al menos dos rivales directos en la carrera europea tropezaran. Y la noche no empezó mal. La Real Sociedad iba por detrás en el marcador ante el Atlético, y tanto Getafe como Valencia no conseguían romper las tablas. Jamás lo conseguirían.

El conjunto ché, inmerso en su guerra civil institucional, no podría doblegar al Sevilla de Lopetegui, que se jugaba la tercera plaza con los colchoneros. Sergio Reguilón asestaría un golpe mortal en la segunda parte para mandar a dormir a un Valencia con más sueño y pereza que ambición en la recta final del campeonato.

El Getafe, por su parte, llegó a marcar tres goles ante el Levante, pero la tecnología no puso la otra mejilla. El VAR anuló los tantos, al igual que otro al Levante. Mientras tanto, la Real Sociedad palmaba por la mínima en el Metropolitano. Los minutos se sucedían, y el Getafe tendría un premio por su innegable constancia ‘bordalasiana’ que no sabrían aprovechar.

FOTO: Photographers Media

El VAR, de nuevo, concedía una pena máxima a los azulones, pero Jaime Mata estrelló la pelota en el poste. Los astros se habían alineado sobre el Mulhacén, no cabe duda. La desesperación getafense trajo consigo el harakiri correspondiente cuando Coke acertó a inaugurar las redes de La Nucía a favor del Levante. Encima en el 99′.

El Granada era sexto, y los goles de Puertas, Carlos Fernández y Montoro caían a lo largo de los minutos como una bomba sorda. Con estallido pero sin onda expansiva. Algo que cambiaría tras el empate conseguido por los donostiarras, que acompañarán a los granadinos en su periplo continental. Hace unos meses un gol de un conjunto vasco chafaba la ilusión de toda una capital de provincia. Ahora en el Metropolitano ocurría lo mismo, pero el sabor era distinto.

Finalmente, no como sexto, sino como séptimo jugará el Granada en Europa el curso que viene. Llega el momento para desconectar, cosa que será difícil teniendo las primeras pruebas de la Europa League más temprano que tarde. Será el estreno rojiblanco en aguas internacionales. La ciudad que quiere ser europea ya tiene a su club europeo 89 años después.

FICHA TÉCNICA

GRANADA CF: Rui Silva; Víctor Díaz (Jesús Vallejo, min. 88), Germán Sánchez, Domingos Duarte, Carlos Neva; Ramón Azeez, Yan Eteki (Ángel Montoro, min. 62), Yangel Herrera; Antonio Puertas (Antoñín, min. 77), Carlos Fernández (Fede Vico, 77), Roberto Soldado (Gil Dias, min. 62).

ATHLETIC CLUB: Iago Herrerín; Ander Capa (Ibai Gómez, min. 71), Unai Núñez, Íñigo Martínez, Mikel Balenciaga (Yuri Berchiche, min. 45); Dani García, Mikel Vesga (Unai López, min. 40), Raúl García; Íñigo Córdoba (Íker Muniaín, min. 45), Íñigo Lekue, Asier Villalibre.

ÁRBITRO: Del Cerro Grande (colegio madrileño). Amonestó con tarjeta amarilla al jugador local Yangel Herrera; y a los visitantes Dani García y Yuri Berchiche.

MARCADOR: 1-0 Roberto Soldado (min. 28); 2-0 Antonio Puertas (min. 56); 3-0 Carlos Fernández (min. 66); 4-0 Ángel Montoro (min. 90+3)

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 38 de la Liga Santander, disputado en el estadio de Los Cármenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *