La Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local acaba de abonar a las diputaciones provinciales el primer pago del Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA) 2020, un total de 32,6 millones correspondientes al 60% de la aportación de la Junta (54,4 millones) para cofinanciar los materiales de los proyectos que ejecutarán los ayuntamientos el próximo año.

Las diputaciones disponen así de unos fondos que deberán repartir entre las entidades locales, que han presentado proyectos a esta convocatoria del PFEA (más del 87%) en las comisiones provinciales de seguimiento conforme el Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE) dé el visto bueno a los mismos.

La provincia de Granada ha recibido una partida total de 4.384.741 euros. Se trata de la tercera cuantía más elevada de este primer pago, tan solo inferior a los 7.322.061 euros de Sevilla y los 5.041.472 euros.

Para el director general de Administración Local, Joaquín López-Sidro, “el PFEA es un ejemplo de cooperación entre administraciones para ayudar a los municipios a crear empleo y mejorar las infraestructuras y servicios, los dos aspectos fundamentales para fijar la población al territorio y evitar que se vacíe nuestro medio rural”.

La Junta, el Gobierno y las Diputaciones afrontan la financiación

Así, el Gobierno central, a través del SEPE, financia la mano de obra mientras que la Junta de Andalucía y las diputaciones sufragan los materiales (al 75 y 25% respectivamente).

El PFEA 2019, cuyos proyectos se han ejecutado durante este año 2020, ha permitido crear más de 118.000 empleos en 1.862 obras realizadas por las entidades locales en calles, plazas, parques y edificios públicos como centros escolares y de mayores o dependencias municipales donde se prestan servicios a la ciudadanía.

López-Sidro ha puesto en valor la gestión de estos fondos por parte de los ayuntamientos con proyectos que “mejoran la vida de sus vecinos y en algunos casos fomentan la actividad económica y crean oportunidades laborales a medio y largo plazo, como los viveros de empresas municipales para ayudar a los emprendedores en sus inicios o la construcción de residencias o centros de día”.

Para ello, ha destacado la apuesta de la Consejería que dirige Juan Marín por prestar apoyo al municipalismo ya que “la administración local es la más cercana al ciudadano y sin esta ayuda no tendría recursos para asumir muchos de estos proyectos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *