Los esfuerzos del Ayuntamiento de Granada por mantener a los ciudadanos lo más lejos posibles de un posible contagio, se han multplicado. El consistorio ha reforzado el plan de limpieza con varias medidas extraordinarias.

El lavado de contenedores, desinfección de bancos, papeleras y barandillas, por ejemplo, se realizarán a diario. También el Plan de Baldeo. Lo ha explicado la concejal de Medio Ambiente, Josefa Rubia. Se limpiará «todo aquello que pueda estar a la mano y ser objeto de posible contagio para el ciudadano. Priorizando las zonas de más concentración de población como hospitales, centros de salud, farmacias o supermercados»

La higiene diaria de contenedores es un hecho, pero también se sumarán otros elementos. Se dedicarán diez operarios de la empresa municipal de limpieza Inagra con motocarros por todos los barrios. La lejía mezclada con agua y utilizada a través de difusores en una mochila será el mecanismo utilizado.

Es una medida añadida al plan de limpieza puesto en marcha por el área de Medio Ambiente. Granada refuerza la limpieza y el ayuntamiento no escatima en esfuerzos en plena crisis y con esta medida pretende cumplir con el objetivo de aumentar la higiene todo lo posible en las calles. Mantener lejos el virus es la clave.

El Área de Medio Ambiente sigue estableciendo prioridades en los tratamientos de limpieza en Granada. En concreto las zonas donde se produce mayor concentración de población, alrededores de los hospitales, o centros de salud son algunos focos. También mercados de abastos y resto de zonas donde se concentran más número de personas.

Más tiempo, con más recursos

«Los tratamientos de limpieza seguirán extendiéndose a los 23 distritos existentes en Granada capital, a lo largo de cada día de actuación». En concreto, de lunes a sábado, mañana y tarde.

Además, a través del jefe de la Policía Local, se han coordinado labores con la UME para no coincidir en las actuaciones que se realicen. Según el área, la coordinación determinará quién realiza las tareas de desinfección.