policia-local-granada-coche

Ante la futura aplicación del toque de queda en Granada, los últimos resquicios de agitación nocturna han obligado a actuar a la Policía Local. Durante la pasada noche del 23 de octubre se sucedieron numerosos incidentes en la capital.

La Policía Local tuvo que atender 22 denuncias por ruidos generados a partir de fiestas en domicilios, 16 por consumo de alcohol en la vía pública, 14 por no hacer uso de mascarilla o tres por fumar sin respetar la distancia interpersonal de seguridad. Además, la Policía también ha tenido que actuar en otro tipo de infracciones, como tenencia ilícita de sustancias estupefacientes, miccionar en la vía pública o conducción temeararia.

Los agentes de la Policía Local tuvieron que intervenir en una fiesta ilegal celebrada en un local de la calle Maestro Lecuona. Según informa la propia Policía en una nota, un bajo comercial sin autorización de establecimiento hostelero albergaba a un grupo de ocho jóvenes que consumían bebidas alcohólicas sin respetar las medidas de higiene y seguridad.

Una vez entraron los agentes al interior del bajo, los jóvenes, que mostraban claros síntomas de “embriaguez”, mantuvieron una actitud desafiante contra la Policía. De hecho, dos de ellos llegaron a propinar empujones y golpes a los agentes cuando trataban de inspeccionar el local. Ambos quedaron detenidos junto con un tercer individuo que se negó a facilitar su identificación ante los policías.

Finalmente, el establecimiento quedó cerrado y todos los participantes de la fiesta fueron denunciados. Los agentes trasladaron a los detenidos a independencias policiales para su posterior puesta a disposición judicial.

Delitos contra la seguridad vial

La Policía Local también intervino una carrera ilegal de dos vehículos en Haza Grande. Ambos conductores dieron positivo en el test de alcoholemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *