Salvador Illa, Ministro de Sanidad ha informado este jueves que las provincias de Granada y Málaga pasarán de fase el lunes 1 de junio. Tanto granadinos como malagueños se han visto rezagados una semana en pasar a la siguiente fase de la desescalada impuesto por el Gobierno central.

Durante la semana el Gobierno de Andalucía señalaba que no había razones para no permitir que estas dos provincias no entraran en la fase 2 junto con el resto de la región. De hecho fuentes de la Junta de Andalucía, han asegurado que las dos provincias suman mejores datos sanitarios que muchas de las regiones que si pasaron de fase sin problema alguno.

A partir del lunes los granadinos ya podrán gozar de mucha más libertad. Las dos provincias ya podrán celebrar bodas con más aforo de invitados, hacer reuniones con un máximo de 15 personas, aumentar el tiempo de paseos y ejercicio en las calles. Así como también la apertura de las playas y el aumento de los aforos en los restaurantes, entre otros muchos beneficios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *