El Ayuntamiento de Güéjar Sierra ha dado luz verde al proyecto para el arreglo del Camino del Coto, una de las principales vías de comunicación de este paraje con el municipio. Por esta vía discurren cientos de agricultores durante los meses de campaña de recolección de la cereza.

Las obras ya han sido adjudicadas dentro de un proyecto de gasto que alcanza los 419.321 euros. El Ayuntamiento afronta el 60% del presupuesto, mientras que el resto corre a cargo de la Junta de Andalucía y la Diputación.

“Esta actuación amplía la red de caminos rurales de nuestro término municipal. Nuestro objetivo es que en la próxima campaña cerecera nuestros agricultores puedan ver mejorado los servicios que les prestamos en el traslado de la cosecha a los centros de acopio“, ha señalado el alcalde de la localidad, José Antonio Robles.

Concretamente, los trabajos en esta vía afectan a cuatro kilómetros de camino en una de las vertientes del río Maitena. Actualmente, la vía presenta un firme irregular en estado terrizo y sin elementos de drenaje. Todo ello provoca la existencia de riachuelos longitudinales en épocas de lluvia. Estos dificultan considerablemente la circulación y acortan el espacio de maniobra, “haciendo muy complicada la explotación de las fincas colindantes”.

Más de mil agricultores se beneficiarán de esta intervención, que conlleva el ensanche de la calzada en aquellos lugares en los que sea posible. Además, la colocación de sistemas de drenaje evitará los encharcamientos y escorrentías puntuales, así como la reposición del firme en todo el camino con zahorra y asfalto.

Plan de Caminos Rurales

El Camino del Coto es una vía que soporta una elevada circulación de todo tipo de vehículos y maquinaria agrícola durante todo el año, desde turismos y camiones hasta tractores y cosechadoras. “Queremos que las obras estén finalizadas antes de final de año, de manera que el carril esté dispuesto para cuando se inicien los trabajos previos a la campaña de recolección de la cereza”, ha recalcado el regidor.

Esta actuación forma parte del Plan de Caminos Rurales, con el que el consistorio güejareño pretende mejorar la accesibilidad a las fincas adyacentes. “Es un proyecto en el que hemos invertido más de un millón de euros. Con él, estamos mejorando la calidad de vida de los agricultores y trabajadores del campo, reduciendo las molestias y el consumo de combustible asociado a una actividad económica que supone un importante ingreso para muchas familias güejareñas”.

Este proyecto, junto a otros que está desarrollando el Ayuntamiento, como el arreglo del Camino de Granada, las actuaciones en mejora energética en vías públicas o la instalación de contenedores soterrados en la calle Era Moraleda, pone de manifiesto, según palabras del alcalde, que “en Güéjar el COVID19 no va a frenar la actividad municipal, que desarrollaremos siempre con prudencia y cautela, cumpliendo con las normas sanitarias”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *